¿Cuál es la mejor leche para alimentar a mi bebé?

MADRID, 12 Julio

De lo que no hay duda, es de que la leche materna es lo mejor para el crecimiento y desarrollo de nuestros bebés. Así lo dicen los especialistas: "cuanto más se prolongue la lactancia, mucho mejor".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y todas las sociedades científicas recomiendan la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad. De ahí hasta el año de vida, se puede seguir con la lactancia pero introduciendo ya alimentos sólidos poco a poco. A partir del primer año, el niño puede empezar ya a beber leche entera de vaca.

Susana Ares Segura, médico del Servicio de Neonatología del Hospital Universitario La Paz (Madrid), asegura que a partir de los seis meses el niño puede ir empezando a tomar paulatinamente otros alimentos para complementar los nutrientes y calorías que aporta la leche materna y que necesita cada vez más a medida que va creciendo.

"Madre e hijo deben decidir hasta cuando mantener la lactancia. Dar el pecho más allá de los dos años de edad del niño, aunque poco frecuente en nuestro entorno, sigue siendo beneficioso para ambos", afirma.

La misma conclusión sostiene el doctor Jaime Dalmau, coordinador del Comité de Nutrición de la Asociación Española Pediatría. "Es la forma 'natural' de alimentar a un lactante, así que cuanto más se prolongue mejor. Es lo idóneo", asegura el doctor.

El pediatra Jesús Martínez aconseja del mismo modo tomar lactancia materna hasta los seis meses; aunque mantiene que la madre puede dar su leche al niño "hasta cuando ella quiera. No hay una edad estándar para establecer hasta cuando dar leche materna al niño", afirma.

Pero si por diversos motivos, bien físicos, laborales o de otro tipo, una madre no puede dar la lactancia a su hijo, la OMS recomienda las llamadas 'fórmulas de inicio' (etiquetadas como tipo 1). Esto es, leches elaboradas a partir de la leche de vaca y que sustituyen a la leche materna durante el primer año de vida (combinadas con otros alimentos sólidos a partir del primer semestre).

A pesar de que la OMS y los expertos admiten estas leches tipo 1 hasta el año de edad, numerosas firmas comercializan las llamadas 'leches de continuación' (etiquetadas como tipo 2), argumentando que a partir de esta edad el niño necesita más proteínas. Aunque como explica la Academia Americana de Pediatría: "se le puede dar a los niños que no toman pecho la misma leche durante el primer año [fórmulas de inicio, tipo 1], complementada con alimentos sólidos a partir de los seis meses, que le aportarán las proteínas que necesita".

Leer más: El Mundo