¡Fuera el pañal!

Foto:
IStock

El momento de quitar el pañal es mucho más importante de lo que creemos, pues para el niño supone el cambio de bebé a "mayor". Los padres debéis ayudarle a que ese cambio no suponga un problema que se convierta en algo complicado y duradero, sino facilitar el proceso siendo constantes y pacientes en vuestra tarea como guías del pequeño.

Cada niño tiene su momento

Es extraño encontrar un niño que no quiera dar el paso; en este caso habría que trabajar encaminados a detectar cualquier posibilidad que altere su estado anímico o físico y que le afecte de manera que no quiera seguir adelante con este nuevo reto de su evolución, hacia ser una personita grande.

El proceso es lento, no se aprende de la noche a la mañana. Es un hábito que se adquiere de forma natural cuando el niño se encuentra preparado como pasa, por ejemplo, cuando empiezan a andar o a hablar.

Pretender enseñar al pequeño a que controle esfínteres antes de tiempo puede ser contraproducente. Es muy importante tener esto en cuenta, puesto que no se debe "forzar la máquina".

Artículo relacionado:
- 10 trucos para retirar el pañal a tu bebé

Cómo quitarle el pañal a tu bebé paso a paso

1.  Para empezar, es bueno enseñarle a distinguir cuándo hace pis o cuándo hace caca en el pañal. En el momento que empiece a decirlo, es bueno que comencéis a sentarle rápidamente antes de que se lo haga en el pañal y así, poco a poco, se irá acostumbrando a dejar el pañal sequito.

2.  Cuando comprobéis que lo va controlando un poco mejor, sólo debéis ponérselo para la siesta y para dormir por la noche. Es muy importante que no os obsesionéis a la hora de quitarle el pañal con la fecha (no tiene porqué ser a los dos años recién cumplidos) ni con el momento de hacerlo. Cada niño tiene un período de madurez distinto y debéis respetarlo.

3.  No debéis transmitirle intranquilidad, ni agobiarle; tenéis que ser muy pacientes, mostrando serenidad y comprensión. Vuestro hijo va a "mojarse" muchas veces y si os enfadáis con facilidad puede que lo siga haciendo, convirtiéndose para él en un problema.

4.  Lo mejor es sentarlo períodos muy cortos con cierta frecuencia. En caso de que no haga nada, ¡no pasa nada! Si no llega, no avisa o no se aguanta, tampoco pasa nada. Siempre tenéis que tener la paciencia suficiente para poder explicarle -las veces que sea necesario- que no está bien aguantarse, que hay que avisar antes o que simplemente tiene que avisar.

5.  Si lo hace, tenéis que "montar una fiesta", exagerando al máximo vuestra alegría, montando un pequeño espectáculo, alabando lo bien que lo ha hecho y lo contentos que os ponéis por ello.

6.  Tenéis que recordarle cada hora, más o menos, que tiene que ir al baño, sobre todo al principio. Si acaba de hacer podéis retrasar un poco el "recordatorio". A medida que pase el tiempo, iréis alargando los tiempos.

7.  Una vez tenga interiorizado el proceso, ya está totalmente preparado para ser "un mayor". Cuando ya avise, sepa bajarse los pantalones y la ropita interior y consiga sentarse solito, ya no tendréis que estar tan pendientes continuamente, de esta manera se sentirá aún más autónomo y mayor.

Trucos que funcionan para quitarle el pañal a tu bebé

- Una idea que da buen resultado es utilizar ropita interior de mayores: braguitas o calzoncillos. Se sentirá más preparado y motivado.

- No tiene que beber menos líquidos durante el día, aunque sí controlar que no beba justo antes de acostarse.

- Algo muy importante es enseñar hábitos. Es fundamental aprender que después de hacer pis o caca hay que limpiarse con el papel, tirarlo, tirar de la cadena y lavarse las manos.

Te puede interesar:

Cómo elegir el mejor pañal para el bebé

Cómo quitar el pañal al bebé

Cómo cambiar el pañal del bebé

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.