Actualizado 07/08/2020 13:26 CET

Viajes lingüísticos para nuestros hijos

Viajes lingüisticos para aprender idiomas
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Comenzamos a preocuparnos por el futuro de nuestros hijos antes incluso de que hayan llegado a este mundo. Como padres, sólo queremos poner todo a su disposición para asegurarles un futuro prometedor. Y es que el conocimiento de un segundo idioma resulta altamente beneficioso para su futuro en todos los aspectos. Los especialistas coinciden, cuanto antes se empieza con el aprendizaje de un nuevo idioma, más rápido se adquiere. Por ello es importante enseñar a los niños cuanto antes.

Aconsejamos a los padres que fomenten en sus hijos el interés por una segunda lengua desde pequeños, siempre de un modo ameno y divertido, proponiéndoles por ejemplo actividades lúdicas en las que poder combinar placer con aprendizaje. Llegado el tiempo, lo más aconsejable es mandar a nuestros niños en viaje de estudios al extranjero. De esta forma podrán conocer la cultura de primera mano y empaparse del idioma las 24 horas. ¡Volverán hablando por los codos!

Beneficios de los viajes lingúísticos para afianzar el idioma

Ser bilingüe sólo puede traer aspectos positivos. Conocer varios idiomas aporta cantidad de beneficios a nuestros hijos, no sólo mejora su capacidad de concentración sino que encuentran más facilidad a la hora de relacionarse y adaptarse a nuevas circunstancias. Al aprender una segunda lengua, ejercitan la mente y se optimiza su atención. Considerado como beneficioso para la salud mental, hablar más de una lengua permite trabajar varias partes del cerebro, ayudando así a su desarrollo.

Algunos expertos aseguran que los niños bilingües son más creativos y tienen más facilidad para resolver problemas. Además, el acceso a dos culturas diferentes enriquece su educación (literatura, historia, tradiciones...). El hecho de encontrarse lejos de su entorno y figuras paternas, mejora su capacidad de adaptación adquiriendo así madurez a lo largo del curso. Entablarán relación con estudiantes de todas partes del mundo y harán amistades para toda la vida. Y lo que es más importante, es un plus para su vida profesional ya que el mercado de trabajo ofrece más oportunidades a las personas bilingües.

Curso de idiomas en el extranjero

Un curso de idiomas en el extranjero

Permitir a nuestros hijos aprender un idioma en el extranjero es una de las formas más eficaces para impulsar su futuro profesional. Las vacaciones son la época perfecta, nuestros niños y adolescentes estarán encantados de vivir un tiempo en un país diferente donde poder realizar sus estudios y hacer amistades para toda la vida. Regalarles unas vacaciones lingüísticas es una excelente inversión para su futuro. Podrán descubrir la riqueza cultural de otro país y aprender a manejarse por sí solos en la vida cotidiana de una nueva ciudad con un nuevo idioma. Se enfrentarán a situaciones y expresiones que no escucharán asistiendo a un curso en su propia ciudad. El hecho de vivir lejos de su zona de confort una temporada les aportará una visión diferente del mundo, no solo aprenderán otro idioma sino que ganarán en confianza e independencia.

Tras su estancia en el extranjero, los estudiantes vuelven con una mente más abierta, preparados a ser más tolerantes. Si estás decidido y quieres reservar un curso de idiomas en el extranjero para tu hijo, en internet hay cantidad de páginas donde poder hacerlo, Linguago por ejemplo es un innovador portal que ofrece cursos de idiomas con el alojamiento en los 4 puntos del mapa.

¡Fuera miedos!

Es un error pensar que nuestro hijo es demasiado pequeño para viajar solo. Hoy en día hay compañías de vuelo que ya dejan a nuestros hijos viajar solos desde los 5 años de edad. Además, las nuevas tecnologías nos permitirán estar constantemente conectados. Dadle a vuestro hijo un móvil con el que poder estar comunicado, podréis verle a diario por Skype, mensajear o llamar vía WhatsApp. No lo utilicéis más de lo necesario, hay que darles cierta independencia y dejarles vivir la experiencia. Para mayor tranquilidad, los programas de idiomas en el extranjero incluyen generalmente estancias en familias de acogida. De esta forma nuestros niños tendrán supervisión y cuidados constantes como si estuvieran en casa y estarán en contacto con el idioma las 24 horas.

Te puede interesar:

- Los idiomas en España, ¿por qué nos cuestan tanto?

Cómo aprender dos idiomas desde bebé

- Motivos para hacer un curso intensivo de idiomas

Los idiomas y el desarrollo emocional de los niños