Actualizado 07/08/2020 13:24 CET

Cambiar la actitud de los niños con las bebidas azucaradas, clave en la lucha contra la obesidad

Hacer entender a los niños que las bebidas azucaradas son peligrosas es clave
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Junto al sedentarismo, el exceso de productos con demasiado azúcar es uno de los principales causantes del sobrepeso y obesidad infantil. Sus anuncios demasiado atractivos y su sabor más agradable al paladar hacen que los niños tengan una actitud de aceptación y deseo respecto a estos artículos, especialmente con las bebidas que están demasiado presentes en la dieta de los más pequeños.

Así lo alerta el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos que advierte de la cada vez mayor presencia de bebidas azucaradas en las comidas de los niños. Una situación que está provocando la aparición de más casos de diabetes tipo 2 y de niños con obesidad.

Importancia de la actitud paterna

Los investigadores de este centro recuerdan existen varios estudios que han mostrado que el consumo de bebidas azucaradas "se asocia con el aumento de peso, la diabetes tipo 2 y el colesterol alto". De igual modo se advierte que todos estos problemas tienen importantes consecuencias de salud negativas graves en el futuro de los niños.

Zumos envasados, refrescos carbonatados, batidos, tés helados. No son pocas las bebidas en el mercado que tienen altos niveles de azúcar y que están presentes en la dieta de los niños ya sea en el desayuno, almuerzo, merienda o cena, e incluso en algunas ocasiones, a modo de tentempié. Productos que cuentan con la aprobación de los padres.

Según estos expertos los padres no deberían permitir el consumo de estos productos de forma tan asidua. Recomiendan que en las comidas se cambien los refrescos azucarados por agua y que en desayunos y meriendas los jugos envasados se sustituyan por zumos naturales o leche. También se explica que se debe encauzar la actitud de los más pequeños a estos productos desde primera hora.

Los niños deben entender que aunque estas bebidas son sabrosas, pueden ser muy perjudiciales para ellos. Los menores tienen que aceptar que su consumo se reduce a ocasiones especiales y que no siempre que les apetezca pueden beberlas ya que esto puede terminar por aceptar la salud. Aquí es muy importante la actitud del resto del hogar ya que toda la familia debe guiarse por estas reglas para que el niño las cumpla también.

El azúcar recomendado

¿Qué cantidad de azúcar es la recomendada para los más pequeños de la casa? La Asociación Americana del Corazón indica que "los niños no deben tomar más de seis cucharadas diarias de azúcar". No obstante esta cifra se supera a menudo por la gran cantidad de bebidas y alimentos que contienen este ingrediente de sobremanera.

Este organismo explica que una sola bebida azucarada de 355 mililitros contiene 10 cucharaditas de este ingrediente, equivalentes a 150 calorías. Una cifra que supera con creces esta recomendación por lo que se hace evidente que en casa los padres deben tener más cuidado con este tipo de productos en casa animando a los niños a no tomarlos de forma tan asidua.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Dónde está oculto el azúcar en los alimentos

- Bebidas para niños, ¿cuáles son las más sanas?

- Proponen reducir en un 40% el azúcar en los refrescos para frenar la obesidad

- Cómo prevenir la obesidad infantil

- El poder quemagrasa de los zumos, batidos y smoothies verdes

Para leer más