10 consejos para fotografiar a niños

Fotografiar a niños
THINKSTOCK

Los niños pequeños son inquietos y curiosos, no paran, se mueven, miran, tocan, juegan, se ríen y lloran. Son maravillosos en todo momento, entonces, ¿por qué no captar esos momentos únicos con una fotografía? Para los padres, una de sus grandes pasiones es poder inmortalizar cada etapa del crecimiento de su hijo.

Tanto si tienes una cámara compacta para ocasiones especiales o como si eres un aficionado a la fotografía profesional, queremos darte algunas recomendaciones para que captes toda la esencia del momento. Decid ¡pa-ta-ta!

Consejos para hacer mejores fotos a los niños

1. La cámara

Un momento especial puede crearse en cualquier momento. Para ello, ten la cámara siempre encima. No esperes a que el niño se siente y pose para ti, espera el momento oportuno, los niños ya harán el resto.

2. Ten paciencia

La paciencia es lo más importante cuando nos disponemos a hacer fotos a los más pequeños: no te harán caso, se aburrirán y no seguirán tus indicaciones, por ello es recomendable relajarse, tomarse el tiempo necesario y no parar de sacar fotografías.

3. Busca el mejor momento

No vale cualquier hora, los niños tienen sus horarios establecidos para comer y dormir, y por ello tiene horas en las que están de mejor o de peor humor. Lo ideal es hacer las fotos en los momentos en los que haya despertado de la siesta o tras haber comido. Es importante que se sienta a gusto y tranquilo.

4.Ten un objeto en la mano

Ayúdate de algún objeto para entretenerlos mientras les fotografías. Puede tratarse de alguno de sus juguetes, una pelota o cualquier cosa que pueda tocar y los mantengan concentrados.

5. Fotos en movimiento

Si dispones de una cámara réflex, es el momento ideal para hacer uso del obturador y ponerle una velocidad alta cuando estén jugando o moviéndose, ya que de lo contrario las fotografías podrían salir movidas.

6. El flash

Lo mejor es prescindir del flash. Suele asustarles y dañarles la vista, por lo que cambiaran su expresión de la cara. Lo mejor es realizar las fotos en un espacio natural, o si no es posible, ambientando la casa con una iluminación adecuada se podrá prescindir de este fogonazo.

7. La posición adecuada

No pares de moverte, la mejor posición para lograr una foto de un pequeño será siempre a la altura de sus ojos, por lo tanto, siempre será necesario agacharse y moverse constantemente. También es muy importante buscar siempre nuevos ángulos e ir jugando con la cámara.

8. La luz natural

El mejor momento para fotografiar en exterior es cuando el sol no está en cenital, es decir, justo en mitad del cielo. Las fotografías saldrán más bonitas con la luz natural a primera hora de la mañana o al final de la tarde.

9. Mirar a la cámara

Si quieres que el niño mire fijamente a la cámara sólo bastará con captar su atención: llamándoles, enseñándoles algún objeto o pidiendo que nos muestren algo.

10. Fotos en grupo

Aquí la cosa se nos complica. Son niños y lo mejor que podemos hacer es dejarnos llevar por la situación y que la hacer fotos se convierta en parte juego. Por ejemplo, podemos pedirles que posen como sus ídolos, o crear juegos en los que puedas controlar la situación.

Noelia de Santiago Monteserín

Te puede interesar:

- 10 trucos para hacer mejores fotos esta Navidad

Selfies, un significado más allá de la fotografía

- 10 consejos para fotografiar a niños

Selfies, el 72% se publica en redes sociales

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.