Estreñimiento en los bebés

Estreñimiento, un problema de salud para el bebé
HACER FAMILIA

El estreñimiento en los bebés es bastante frecuente aunque molesto para el pequeño, pero mientras no se convierta en algo habitual no tienes que preocuparte. Un cambio en la alimentación, falta de hidratación o incluso, haber pasado un pequeño resfriado, podrá hacer que tu bebé se estriña. 

El estreñimiento consiste en una menor frecuencia de evacuación, el que tenga las heces más duras o más secas o que veamos que el pequeño hace un esfuerzo excesivo cuando intenta evacuar. 

Las causas más comunes del estreñimiento tienen que ver, al igual que ocurre con la diarrea, con la dieta: una dieta pobre en fibra y el movimiento lento del intestino. No ir al baño todos los días no tiene porque suponer estreñimiento, ya que el ritmo intestinal de cada persona puede ser muy variable.

El estreñimiento, ¿una enfermedad?

El estreñimiento no es una enfermedad, sino más bien un síntoma. Puede llegar a causar frustración tanto para el niño como para los padres y su médico. Un ritmo intestinal normal es visto como un signo de buena salud. 

Causas del estreñimiento en los bebés

La alimentación del bebé influye directamente en la frecuencia de las deposiciones. Con la leche materna, los bebés ensucian el pañal casi después de cada toma, sin embargo, con la leche artificial esta frecuencia es menor, y es probable que el bebé haga sus deposiciones sólo una vez al día.

Cuando el estreñimiento del bebé se debe a su alimentación conviene poner un poco más agua en el biberón por cada cacito de leche, y si ya tiene edad suficiente para tomar fruta y cereales, se recomienda incluir zumos y cereales con fibra en su alimentación, además de la fruta.

En cambio, si el estreñimiento se debe a un movimiento lento del intestino, tendrás que dar tiempo a tu bebé a que madure su sistema digestivo. El problema es que los residuos permanecen demasiado tiempo dentro del colon y el cuerpo vuelve a reabsorber el agua que contienen, haciendo que las heces se endurezcan. Es entonces cuando notas que tu bebé se retuerce y le duele la tripita cuando intenta hacer sus deposiciones.

Cómo tratar el estreñimiento en los bebés

- Hacer ejercicio. Si tu bebé ya gatea, trata de animarlo para que se desplace de un lugar a otro. Si aún no gatea, puedes mover sus piernas de arriba abajo o con movimientos circulares como si estuviera pedaleando una bicicleta.

- Masajea su tripa. Para aliviar las molestias de tu bebé puedes hacerle un masaje en la tripita en el sentido de las agujas del reloj Añade jugo de ciruelas a la leche materna al preparado. Esto lo puedes hacer si tu bebe tiene al menos 4 semanas.

- Aumenta su consumo de fibras. Si tiene la edad suficiente para comer una variedad de alimentos, reduce aquellos que favorecen al estreñimiento como el arroz, los plátanos y las zanahorias cocidas.

Marina Berrio

Te puede interesar:

- Consejos para el estreñimiento en niños

- El estreñimiento en los bebés

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.