Pesadillas y terrores nocturnos en los niños

Cómo prevenir pesadillas en los niños
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Las pesadillas son un mal sueño sobre un peligro o amenaza imaginada. Las pesadillas y terrores nocturnos en los niños ocurren comúnmente durante el sueño REM. Esta etapa del sueño se alterna cada 100 minutos, por lo que suele ocurrir a mitad de la noche o en la madrugada. Hay diferentes factores que causan predisposición a padecer pesadillas y terrores nocturnos en los niños durante el sueño y son más comunes entre los 3 y los 5 años.

Causas de las pesadillas y terrores nocturnos entre los 3 y los 5 años

Las pesadillas y terrores nocturnos de los niños son especialmente usuales entre los 3 y 5 años de edad. Algunos de los factores que influyen en las pesadillas son estar demasiado cansado, tener rutinas irregulares de sueño, padecer estrés, tener fiebre, tomar medicamentos que interrumpen el sueño REM, o estar en una situación de cambio vital. 

Sin embargo, el motivo por el que existe propensión a experimentar pesadillas durante el sueño entre los 3 y los 5 años, se debe:

Previa YoutubeCargando el vídeo....

- Al desarrollo neuronal propio de estas edades. Las conexiones neuronales encargadas del sistema auditivo, de las sensaciones táctiles y del sistema visual alcanzan un estado de maduración adulta. De esta manera, los sueños de repente se vuelven más vividos, tanto los buenos como los malos. 

- Al desarrollo lingüístico que experimentan los niños de entre 3 y 5 años. En esta etapa padecen una transformación llamativa, incrementando su vocabulario en alrededor de 8.000 palabras y aprendiendo reglas gramaticales. Se cree que esta híper-activación neuronal puede ser un estresante que da pie a pesadillas.

- Al aprendizaje y distinción entre realidad y fantasía. Al no tener estas nociones aun instauradas, los niños pueden despertarse con una fuerte sensación de que lo soñado ha sucedido en la vida real.

¿Cómo se pueden prevenir las pesadillas y terrores nocturnos en los niños?

1.  Evita que vean programas, películas e historias que les den miedo. Es un primer paso para evitar que luego sueñen con aquello a lo que han sido expuestos. Las pesadillas de los niños pueden tener múltiples orígenes, uno de ellos es ver imágenes o escuchar historias que les generen ansiedad o miedo, aunque nosotros no entendamos exactamente por qué. 

2.    Evita que los niños se vayan a la cama alterados. Así se reduce el riesgo de tener pesadillas. Estar sobre-emocionados o alterados al irnos a dormir predispone a nuestro cerebro a activarse con más potencia durante las fases de sueño REM.

3   Procura un ambiente tranquilo en casa y libre de estrés. Los niños son muy susceptibles al ambiente en el que viven. Si notan tensión en el hogar, ellos estarán tensos y estresados y muy probablemente esto se manifieste en malos sueños.

4.  Cuida la rutina y horas de sueño de los niños. Es también una manera efectiva de evitar que tengan pesadillas.

Marisol Nuevo

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.