Presbicia o vista cansada

Presbicia, el envejecimiento ocular
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

La presbicia es una alteración fisiológica natural del ojo que aparece después de los 40-45 años de edad. Literalmente significa "ojo envejecido" y se conoce popularmente como "vista cansada". Al envejecer, el cristalino del ojo y el músculo ciliar -las dos estructuras que permiten enfocar de cerca en un proceso llamado acomodación- pierden paulatinamente su flexibilidad.

El cristalino, una lente situada en la parte posterior del iris, tiene la facultad de ser flexible y cambiar de forma adaptándose a las necesidades de visión para poder enfocar los objetos de cerca y de lejos. Pero en torno a los 40 años, esta lente ya no puede cambiar adecuadamente de forma como antes y es cuando actividades cotidianas que requieren fijar la vista, como leer o coser, resultan dificultosas.

Se estima que sufre de presbicia la práctica totalidad de las personas mayores de 50 años, debido no a problemas oculares sino al envejecimiento. En el caso de personas que ya presentan otras patologías como miopía, hipermetropía o astigmatismo, la presbicia convive con ellas, aunque es posible que en el caso de personas con miopía la presbicia tarde un poco más en desarrollarse.

Causas de la presbicia o vista cansada

La causa de la presbicia está en la pérdida de flexibilidad del cristalino por el proceso de envejecimiento natural. El músculo ciliar, al igual que ocurre con los otros músculos del cuerpo, va perdiendo su elasticidad y con ello su capacidad para enfocar las imágenes. A medida que el cristalino se vuelve menos flexible, va perdiendo la capacidad de enfocar bien los objetos más cercanos. La presbicia no guarda relación con el hecho de padecer alguna otra patología visual.

Síntomas de la vista cansada o presbicia

El síntoma más evidente de la presbicia es la visión desenfocada de los objetos cercanos. Por ello, nos vemos obligados a alejar a cierta distancia los textos de lectura para poder enfocar correctamente y necesitamos más luz para leer. Otros síntomas son:
- Fatiga visual
- Dolor de cabeza
- Cansancio, tras estar mirando algo de cerca

La presbicia puede llegar acompañada de otros defectos visuales como miopía, astigmatismo o hipermetropía.

Dra. Marta Suárez-Leoz. Oftalmóloga del Hospital La Milagrosa, de Madrid.

Te puede interesar:

- 10 consejos para prevenir problemas oculares

- 7 cuidados oculares imprescindibles en verano

- Cómo prevenir la conjuntivitis

- Visión infantil, las revisiones oculares

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.