Cómo hablar a un bebé: 5 consejos para empezar a comunicarte con tu hijo

 

Cómo hablar a un bebé: 5 consejos para empezar a comunicarte con tu hijo

¿A qué esperáis para empezar a hablar con vuestro hijo recién nacido? ¿O acaso pensáis que no os entiende? Muchos padres no saben cómo hablar a un bebé: qué palabras usar, qué tono de voz emplear, cómo hacerse entender...

Para empezar a hablar a un bebé conviene saber que el oído y el tacto son precisamente los primeros sentidos en despertar, la primera vía de comunicación con tu hijo, el primer cabo que nos lanza para que nos comuniquemos con él, para que construyamos desde el primer día una relación afectiva exclusiva con él.

Aunque todavía las palabras no tienen ningún sentido para tu bebé, no ocurre lo mismo con los sonidos. Por eso, es muy importante cuidar desde un principio el vocabulario que empleamos con nuestro bebé, evitando utilizar diminutivos infantiles.

¡A ti te conozco!

Nuestra voz es lo primero que el bebé reconoce de nosotros, sus padres. Las palabras no tienen ningún sentido para él, pero no ocurre lo mismo con los sonidos, que le transmiten el más vital de los mensajes: cuánto le queremos.

Educación social

En la comunicación verbal con el bebé, por otra parte, pueden crear lazos tanto el padre como la madre: no sólo rebeneficia el bebé, sino también nosotros mismos, pues podemos ir acostumbrándonos a él desde antes de nacer y prepararnos psicológicamente para recibirle.

Tampoco podemos olvidar que, hablándole, iniciamos a nuestro hijo en la vida social. Sentir que hay respuesta y expectación ante sus gorjeos le dará seguridad y le animará a responder y relacionarse.

5 consejos para hablar a tu bebé

- No importa tanto lo que decimos sino cómo lo decimos. Si no sabemos qué decirle, podemos recurrir a describir lo que estamos haciendo, decirle piropos, cantarle, inventar canciones... Él va registrando mensajes y, aunque no entienda las palabras, capta en nuestra voz que dirigimos a él nuestro interés, y eso le gusta mucho.

- Háblale siempre mirándole a la cara. Esto le hará sentirse objeto de nuestra atención, y el oído estará ayudándole también a desarrollar la observación visual.

- Conviene que el niño asocie nuestra voz a nuestro tacto, ya sea porque le hagamos caricias, cosquillas o le toquemos levemente cuando nos dirigimos a él.

- No sólo deben hablarle papá o mamá. Todos los miembros de la familia deben dirigirse al bebé, eso le introducirá en la vida social y hará crecer su afectividad.

- Aprovecha los paseos para describir todo lo que veamos. Así despertaremos su interés por lo que le rodea y enriqueceremos su vocabulario pasivo.

¡Responde, chiquitín!

Emplea con tu bebé todos los tonos de voz que conozcas. Imitar voces y sonidos, emplear susurros y tonos distintos según hablemos de una cosa u otra, será otra forma de captar su atención, divertirle y hacer que se sienta querido. Todo ello prepara a tu bebé para aprender a hablar.

Si empleamos tonos interrogativos o exclamativos, pronto entenderá que se trata de una invitación, y se animará participar del escándalo con sus gorjeos.

Por último, aunque sabes que él aún no entiende nuestras palabras, debemos cuidar desde un principio el vocabulario que empleamos con él, evitando utilizar diminutivos infantiles y palabra sin sentido. Además de desaprovechar una oportunidad de aprendizaje de nuevas palabras y sus significados, el niño puede llegar a confundirse.

Cristina Murcia

Te puede interesar:

- Prepara a tu bebé para aprender a hablar

- El niño tarda en hablar bien, qué puedo hacer

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies