5 consejos para seguir con la lactancia durante el trabajo

correo
5 Consejos Para Continuar Con La Lactancia
Foto: ISTOCK Ampliar foto

La incorporación al trabajo suele crear problemas a las madres para continuar con la lactancia materna. A pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna a demanda durante los primeros seis meses de vida del bebé, la baja maternal dura solo 16 semanas y compaginar horario laboral y lactancia materna es complicado. 

La leche materna es el mejor alimento para los bebés en sus primeros meses de vida, ya que les ayuda a fortalecer su sistema inmunitario y les protege de enfermedades y alergias. Pero los bebés no son los únicos que se ven beneficiados por la lactancia. Para la madre también tiene múltiples ventajas como la disminución de la hemorragia postparto, una mejor recuperación física y la instauración de un hermoso vínculo de amor entre madre e hijo.

5 trucos para continuar con la lactancia tras la vuelta al trabajo

Cuando las recién estrenadas mamás deben reincorporarse a sus puestos de trabajo tras 16 semanas de permiso de maternidad, algunas abandonan la lactancia por la necesidad de disminuir la frecuencia de las tomas y otras muchas se preguntan cómo lograr continuar con la lactancia.

Consejos para continuar con la lactancia tras la vuelta al trabajo

1.  Empieza a extraerte la leche 15 días antes. Las dos semanas previas a la incorporación al trabajo son un periodo de transición tanto para la madre como para el bebé. Con la extracción de la leche podrás guardarla y congelarla para cuando se necesite, y además alguien podrá darle alguna toma con biberón con tu propia leche para que tu vaya acostumbrándose a la tetina. Para lograr mantener una buena producción de leche es recomendable realizar las extracciones cada 2-3 horas. Ten en cuenta que la calidad y cantidad de la leche materna va variando a medida que pasa el tiempo para responder a las necesidades nutricionales del bebé. Por tanto, si empiezas antes a sacarte la leche no se adaptará a las necesidade de tu bebé. Aunque es difícil, es muy importante que este momento no genere ningún tipo de estrés o de angustia.

2.   Conservación de la leche materna. A temperatura ambiente, si no hace demasiado calor, la leche materna se mantiene entre unas 6-8 horas. En el frigorífico, en un recipiente de cristal o de plástico, se conserva dos días. Pero, sin duda alguna, lo mejor es utilizar cada día la leche de la jornada anterior y tener una pequeña reserva congelada por si en algún momento surgiera cualquier imprevisto.

3.   Subidas de leche en el centro de trabajo. Este inconveniente suele agobiar mucho a las mamás, pero con la extracción de la leche con regularidad, evitaremos que los pechos goteen. Con el uso de discos de lactancia evitaremos que la ropa se manche.Si la subida se produce de manera repentina y en ese momento no se puede realizar la extracción, existe un pequeño truco: cruzar los brazos y apretarlos contra las mamas para detener así la subida de la leche.

4.  Extracciones de leche cada dos o tres horas. Lo ideal es que la madre se pueda sacar la leche cada dos o tres horas. De este modo, se puede continuar amamantando al bebé del mismo modo al volver a casa.

5.   Tranquilidad ante todo. El pecho no conoce horarios, se adapta bien en cuanto el bebé demanda alimento. De manera que no hay que agobiarse, ya que es mucho más importante que el bebé mame cuando esté junto a la madre. La leche materna es la mejor leche para los hijos.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

La lactancia aumenta la inteligencia del bebé

- La lactancia materna vale la pena

- 3 claves de la lactancia materna

- Lactancia materna y vuelta al trabajo

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.