El matrimonio como herramienta de prevención del ictus

El matrimonio reduce el riesgo de infarto.
ISTOCK

Encontrar a la persona adecuada y formar una pareja con ella es uno de los eventos más bonitos que puede vivir alguien. Dar con el amor asegura un compañero para toda la vida en quien se puede confiar y junto al que formar una familia. Muchos son los beneficios que ofrece el matrimonio, tanto a nivel emocional como en el plano físico tal y como demuestra el estudio del Instituto Karolinska.

Los resultados de este trabajo, publicados en la revista European Journal of Preventive Cardiology demuestran que el matrimonio puede ser una herramienta válida a la hora de prevenir problemas tan graves como el infarto o el ictus. Además, aquellas personas que se mantienen con sus parejas cuentan con una mayor posibilidad de sobrevivir en el caso de atravesar estas afecciones.

Menos estrés y más apoyo

Este estudio tuvo en cuenta los datos de 29.226 supervivientes a un infarto. Los responsables de este estudio revisaron el estado civil de los mismos. De esta forma pudieron comprobar que la mayoría de estas personas estaban casadas y la tasa de personas que habían superado este episodio cardiaco era más baja que la del resto. De esta forma, al matrimonio se presenta como un posible instrumento de prevención del infarto o el ictus.

¿La explicación? Aquellas personas en pareja arrastran un menos estrés ya que realizan menos actividades y cuentan con un apoyo en sus responsabilidades. Una menor carga se traduce en una ansiedad que no haga aparecer estos problemas. Por otro lado, tener a una persona cerca en situaciones peligrosas hace más posible pedir ayuda en el momento en el que se produce estos ataques.

Actuar con celeridad en estos casos supone una mayor posibilidad de sobrevivir a estos ataques cuando suceden. Sin embargo, los responsables de esta investigación destacan que hay que tomar estos datos con cautela ya que otros factores también se relacionaron con un menor riesgo de padecer infartos e ictus, como por ejemplo el nivel de estudios de los pacientes.

Prevenir el infarto

Si bien el matrimonio se presenta como una herramienta de prevención del infarto y el ictus, hay otros muchos mecanismos para poder mantener lejos estos problemas. Estos son algunos consejos para ello:

- Adiós a la vida sedentaria. Menos sofá y más ejercicio, mantener el corazón sano ayuda a que el riesgo de infarto se reduzca.

- Cuidar la alimentación. El colesterol tiene mucho que decir en el riesgo de infarto. Procurar dejar de lado las grasas y apostar por el verde supondrá una ayuda a que el corazón no sufra.

- Adiós al tabaco. El tabaco nunca es un buen invitado en caso. Dejar de fumar supondrá un gran beneficio tanta para la propia persona como para sus allegados al evitarles la exposición al humo.

- Chequeo médico. No hay que ir al médico sólo cuando duele, una visita periódica para ver el estado de salud permitirá saber si el riesgo de infarto es alto o bajo.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Diez consejos para fortalecer la relación en pareja

- Gestos románticos para el día a día

- Los 7 secretos de un amor duradero

20 trucos para reanimar el amor y evitar el divorcio

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.