El amor verdadero, ¿existe mi media naranja?

¿Existe Mi Media Naranja? El Verdadero Amor
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto
correo

El "flechazo" existe. La atracción es esencial. Esa sensación de tener una presión en el estómago y no poder controlar los pensamientos porque se dirigen hacia aquel chico por el que no comes o hacia aquella chica por la que te has quedado "prendado", es la lógica entre dos personas que se encuentran.

Pero, en el amor hay varias etapas que discurren entre la primera fase del enamoramiento: el amor romántico hasta la última: la entrega. El dinamismo amoroso está enmarcado en dos uniones: la afectiva y la efectiva. Reducir la experiencia amorosa afectiva a algo solo sensitivo, de los sentidos, conduce a interpretar el amor como un principio irracional.

El amor verdadero o el verdadero amor entre dos personas

Todo amor se manifiesta por medio de los signos y efectos del amor. El amor romántico se descubre por medio del lenguaje amoroso de miradas cómplices, sonrisas, palabras, gestos... Esto es posible por la libertad de las personas.

Para que el amor sea verdadero, se tiene que dar una armonía con el amado y con el "yo personal". El proceso sería el siguiente: conoces a una persona si moviliza tus sensaciones exteriores; segundo, hay un encuentro y respeto entre ideas y opiniones; tercero, sus sentimientos y los tuyos buscan una intimidad, una relación de confianza íntima (y no nos referimos a la carnal); y por último, la valoras, le valoras, buscáis valores comunes, con los que tu tienes en tu nivel más íntimo, y lo que él/ella también tiene.

El proceso del enamoramiento en la pareja

Se pueden distinguir cuatro pasos afectivos psicológicos y antropológicos en el proceso del enamoramiento en la pareja. Cada uno de ellos afecta de una manera determinada a la persona.

1.  La inmutación o el amor romántico: es la transformación característica que sufre el enamorado. Está ligada a la emoción. Es la aparición de la persona amada como fascinante (atrayente). Por ser la primera unión afectiva se vive como aparición, novedoso. "No puedo comer, no puedo estudiar, estoy siempre pensando en él. Estoy enamorada".

- Es un estado que da mucha satisfacción, sin embargo, es el momento menos libre del amor, (se da una mayor pasividad afectiva). Por eso, se vive como "sentirse poseído" y encuentra una relación con la magia, el sentirse "encantado". "Es una belleza, está que te mueres, no quiero otra cosa que estar con ella".

- Se produce esta inmutación debido a los sentidos externos, en especial la vista. También influye la memoria vinculada a imágenes y percepciones. Esta situación es sublime y se identifica con la vida verdadera, pues sin él/ella no se sabe vivir y uno siente angustia cuando él/ella está ausente. Se busca por ello eternizar el momento.

- Es el primer paso afectivo. En la actualidad, este primer paso, el amor romántico, se presenta en muchas ocasiones como el amor libre: el amor como un momento sexual, a modo de amor romántico materializado. Pero si el amor romántico se reduce solo a un sentimiento, a una posesión (dominio, sometimiento, o experiencia sexual) en lugar de una promesa mayor (don en su totalidad a otra persona), tanto el amante como el amado se quedarán vacíos en el tiempo, sin perspectivas, sin felicidad. Ese momento pasará y no dará lugar a una satisfacción mutua e íntegra.

2.   La conformación o conocimiento afectivo: este momento supera la mera "impresión". En el conocimiento aparece el amado, mientras no haya conocimiento, no hay amado, hay solo impulso. Se produce un diálogo afectivo, se descubre una armonía existente entre ambos (coaptación) y se pasa a la complacencia, a pensar: "Qué bueno que tu existas".

En este nivel del enamoramiento se ponen en juego los sentidos internos: la imaginación. Conduce a una profundización en la armonía afectiva con la persona amada. Este estado está lejos del denominado impropiamente "amor platónico", que significa exactamente la conjunción o búsqueda de un amor ideal inalcanzable con amores carnales alcanzados. En este amor, la persona se enamora más del amor que del amado/a. Falta la integración que conduce a la unidad verdadera y afectiva. Falta el conocimiento íntegro de esa persona.

3.   Intención, elección: después de los anteriores pasos, llega finalmente la elección de vivir recíprocamente para ti, no contigo, sino para ti. Se pasa a la razón, sin dejar por su puesto el corazón. Los otros dos estados del enamoramiento  se han tenido que dar. Se busca la máxima amistad. No es una proyección de sí mismo en el otro, sino que se pasa de mirar el uno al otro a mirar conjuntamente.

4.   La entrega libre y amorosa al otro: es el fin de todo proceso afectivo y lo supera, pues es la entrega de uno mismo. "Hay una vida que vale la pena vivirla contigo. Vale la pena vivir para ti". Es la entrega efectiva (que da auténtica libertad), salir de sí mismo (que no es esclavitud). Es una promesa de futuro. Para los creyentes de distintas confesiones religiosas, este compromiso, esta entrega, adquiere un valor sagrado mediante su rito matrimonial. 

La libertad de darse en más plena que la libertad de elegir. Es distinto el sentido de probarse que de entregarse. Si consigues dar todos estos pasos con la persona amada, casi con toda probabilidad, habrás encontrado el amor verdadero.

Consejos para reconocer el amor verdadero y a tu media naranja

-   El amor más grande es el correspondido, la reciprocidad. Y esta reciprocidad se consigue pensando en el bien del otro, no imponiendo las ideas propias. Y para que esto ocurra, está el conocimiento. Si tienes novio o novia, debéis hablar de la reciprocidad, de la complementariedad, de como entendéis eso de vivir para el otro. Es el camino de la felicidad.

-   No te creas, aunque la sociedad parezca decir lo contrario, que es imposible vivir con la persona amada toda la vida. No te creas que el amor se va. El amor está llamado a ser cada vez más perfecto, de mejor calidad, si se consigue día a día ese don mutuo en la complementariedad, en la reciprocidad, en la correspondencia libre.

-   ¿A quién buscas para ser feliz? No te quedes en el amor romántico. Tu amor será más gozoso si das pasos sinceros, de compromiso.

-   En ocasiones, el flechazo, el "amor romántico" surge después del conocimiento. Es cuando empiezas a notar que le/la echas de menos.

-   Conoce a fondo a tu pareja. Conocer a una persona es conocer sus ideas, sus pensamientos, sus proyectos, sus ilusiones. Por eso, se busca al amor verdadero y se le encuentra, cuando las sensaciones y los impulsos están unidos a la comunicación afectiva. Habla mucho con él, con ella, hasta que descubras que es tu otra mitad. ¡No es un tópico! Hay muchas experiencias en la vida de parejas que se han querido y se han amado hasta el final de sus vidas.

Juan Pérez Soba. Master en Psicología y Ciencias de la Familia.

Te puede interesar:

- Las etapas del amor en la pareja

- El lenguaje del amor en pareja

- 20 trucos para reanimar el amor y evitar el divorcio

- Gestos románticos para el día a día

- 10 consejos para vivir un buen noviazgo

<
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.