Actualizado 16/05/2021 20:22 CET

Fin del estado de alarma, consejos para disfrutar y prevenir

Archivo - Cómo cuidarse en plena desescalada.
Archivo - Cómo cuidarse en plena desescalada. - ISTOCK - Archivo

Poco a poco el mundo va acercándose a lo que era antes de que aquel enero de 2020 conociéramos lo que era el coronavirus. Las restricciones van cediendo, las posibilidades son mayores y las vacunas inmunizan a gran parte de la población. Pero, ¿quiere decir esto que podamos bajar la guardia completamente? La respuesta es no, se han abierto las puertas a una nueva normalidad, todavía marcada por las normas de prevención.

Nuestro pasado más cercano nos advierte de que un paso en falso y todo el trabajo que hemos dedicado hasta la fecha podría arruinarse. Por ello, aunque el estado de alarma haya concluido, debemos seguir teniendo los pies en el suelo. Si bien es una buena idea ir recuperando el mismo estatus que antes de la pandemia, hay que hacerlo siguiendo consejos como los que brindan desde la Clínica Mayo para disfrutar y prevenir.

Seguridad ante todo

La visita a lugares de concurrencia pública como restaurantes, cines, cafeterías o parques serán más habituales en esta nueva situación tras el estado de alarma. Sin embargo, hay que mantener normas de seguridad como:

- Antes de salir nunca olvidarse de la mascarilla y, una vez en la calle, mantener la correspondiente distancia de seguridad con desconocidos. En especial, si se tiene constancia de que en la zona hay una alta influencia del virus. Y, aunque se permitan grupos cada vez más grandes, es importante evitar núcleos de muchas personas.

- Las normas de higiene deben seguir muy presentes, lo que implica el lavado de manos con frecuencia aplicando agua y jabón durante al menos 20 segundos. También debe seguir entre nosotros el gel hidroalcohólico.

- Por supuesto, ante cualquier sensación de maletas, es mejor quedarse en casa en lugar de poner en riesgo a más personas.

Visitas a lugares públicos

Antes de ir a un restaurante o bar, se recomienda verificar sus prácticas de seguridad. Uso de mascarillas y un correcto distanciamiento social, así como una buena ventilación. Las mesas deben estar lo suficientemente separadas entre sí como para permitir el metro y medio recomendable. Siempre que se pueda, hay que apostar por una mesa al aire libre.

Se deben evitar los horarios más concurridos del día o la noche, y no permanecer más tiempo del recomendado. Si hay que esperar en fila para recibir algún servicio en un restaurante o bar, se debe recordar la distancia de seguridad respecto a otras personas. La mascarilla debe usarse la mayor cantidad de tiempo posible cuando no se esté comiendo o bebiendo de manera activa.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La distancia social, ¿podrán mantenerla los niños?

- Hélène Colinet: "Hay que pensar en cómo llevar de manera online lo que estamos haciendo en clase"

- 5 trucos para desinfectar la ropa que vuelve a casa

- Efectos psicológicos del coronavirus, ayuda a tus hijos a superarlos

Para leer más