Publicado 06/08/2020 15:46CET

Las madres son las grandes perjudicadas por la conciliación durante el verano

Las madres no disfrutan de su verano debido a la necesidad de conciliación.
Las madres no disfrutan de su verano debido a la necesidad de conciliación. - ISTOCK

Terminó el curso escolar, empieza el verano y toca preguntarse: "¿qué hacemos con los niños?" La conciliación se vuelve más difícil durante los meses estivales ya que las horas libres de los hijos aumentan y merecen una plena atención durante toda la jornada. Y, la respuesta, en muchas ocasiones pasa porque la madre descuide su situación laboral a favor de este cuidado de los más pequeños.

Así lo aseguran desde el informe presentado por el Observatorio Social de "la Caixa". Un trabajo realizado a partir de los datos de la Estadística de Flujos de la Población Activa (EFPA) y del Instituto Nacional de Estadística (INE). Un análisis en el que se demuestra que la cantidad de mujeres que pasan a situación de desempleo durante el verano es mucho mayor que la de los hombres.

Inactividad de las mujeres

Como se ha dicho, muchas mujeres pasan a la inactividad durante el verano (ni trabajan ni buscan empleo) para poder asegurar el cuidado de su familia. Una situación que puede tener serias consecuencias negativas en su entorno laboral, como una menor proyección laboral y unas peores perspectivas de salario. Según los datos ofrecidos en este informe, entre 2010 y 2019, las madres que pasaron a esta situación fueron de 325.730 frente a los 220.360 padres.

Casi cuatro de cada diez mujeres (35,29%) admiten que pasan a esta situación de actividad para hacerse cargo del hogar, de sus hijos y del conjunto de cargas familiares, siendo imposible asumir un empleo. En cambio, solo uno de cada diez hombres (9,5%) justifica su salida del mercado laboral por esto motivos.

Y, es curioso, cómo las mujeres toman esta decisión incluso atesorando mayor experiencia laboral que los hombres. Las madres que pasan a situación de inactividad acumulan más estudios y tienen un mayor bagaje en el trabajo que los padres que optan por esta decisión. De esta forma, durante el tercer trimestre del año se aprecia un incremento por encima de la media de mujeres que pasan de situación de ocupación a inactividad.

Conciliación en verano de 2020

En este 2020 la conciliación se enfrenta a una nueva situación. La pandemia ha hecho que muchas de las posibilidades de años anteriores se reduzcan por la alerta sanitaria. ¿Cómo afrontarán estos meses las familias? Desde el Observatorio de Recursos humanos se indica, según datos de 150 hogares, que el 47% de los padres han retomado su trabajo fuera de casa, un 29% sigue en situación de teletrabajo y cuidando de sus hijos. Solo un 23% de los casos se haya en situación de interrupción laboral.

Al preguntar por la situación de los niños en la desescalada, el 41% indica que han comenzado a quedar con sus amigos de manera habitual. No obstante, un 58% señala que todavía no lo ha hecho ante el miedo a los efectos de la pandemia. Cuando se consultó a los padres por la posibilidad de un campamento, las opiniones quedaron divididas.

Un 47% de los padres señala que no enviará a sus hijos a este tipo de lugares por el miedo a contagiarse o porque piensa que las medidas de seguridad sanitaria impedirán que sus hijos puedan disfrutar de esta estancia. Un 11% señala que ve viable esta posibilidad, mientras que el 17% se muestran indecisos a la hora de tomar esta decisión.

Damián Montero

Te puede interesar: