Intoxicaciones accidentales en niños

Intoxicaciones accidentales en niños
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

En su 'Informe mundial sobre prevención de las lesiones en los niños', la Organización de la Salud (OMS) asegura que las intoxicaciones accidentales en niños causan anualmente más de 45.000 defunciones entre niños y adolescentes de 0 a 19 años, lo que representa el 13 por ciento de todas las intoxicaciones accidentales que se registran a nivel mundial.

Las intoxicaciones accidentales en niños ocupan el cuarto lugar entre las causas de fallecimiento por lesiones no intencionales en niños de 1 a 14 años después de los traumatismos ocasionados por el tráfico, las quemaduras y los ahogamientos.

Tras la celebración en Estados Unidos de la 'Semana Nacional de Prevención de Envenenamientos', la Asociación Americana de Pediatría (AAP) ha aprovechado la oportunidad para ofrecer desde su web (www.aap.org) una serie de consejos para hacer más seguro el hogar contra los venenos.

Crea un entorno más seguro para los niños

Casi todos los envenenamientos ocurren cuando los padres o los cuidadores se encuentran en el hogar pero no están poniendo atención. Los venenos potenciales más peligrosos que se encuentran en la mayoría de hogares son medicinas, productos de limpieza e insecticidas. Desde la AAP apuntan a las siguientes precauciones de carácter general:
- Extrema las precauciones cuando se produzca un cambio en la rutina diaria: días de fiesta, visitas de los abuelos y a sus casas u otros eventos especiales en los que puede bajar la guardia en la vigilancia de los más pequeños.
- Almacena las medicinas, los productos de limpieza y de lavandería, las pinturas o barnices y los insecticidas en su envase original en armarios o cajones cerrados con llave, fuera de la vista y del alcance de los niños.
- Coloca un pestillo de seguridad, que caiga automáticamente para cerrarse cuando usted cierre la puerta, en armarios que estén accesibles a niños y que contengan productos perjudiciales.
- Adquiere y mantén todas las medicinas en recipientes con tapas de seguridad, y mantenlas fuera del alcance de los niños. Desecha la medicina sobrante.
- Nunca hagas referencia a la medicina como "dulce" u otro nombre atractivo.
- Revisa la etiqueta cada vez que administres una medicina a un niño, a fin de asegurarte de la dosificación apropiada. Para medicinas líquidas, usa el dosificador que viene con la medicina.
- Nunca coloques productos venenosos en envases de alimentos o de bebidas.
- Guarda en un lugar seguro controles remotos regulares, llaveros, tarjetas de felicitación y libros musicales para niños. Estos dispositivos y otros pueden contener pequeñas pilas de botón que pueden causar lesión si se ingieren.

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.