Actualizado 10/12/2015 10:07:47 +00:00 CET

Los refugiados buscan protección para sus derechos humanos

correo
Los derechos humanos de los refugiados
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Las personas refugiadas, que alcanzan ya la cifra de 20 millones en todo el mundo, revindican hoy en el Día Internacional de los Derechos Humanos, sus derechos y sus libertades para vivir sin miedo. La Convención sobre el Estatuto de los Refugiados reconoce el derecho de las personas refugiadas a obtener en los países contratantes derecho a trabajo, vivienda, asistencia pública y educación.

Precisamente, el Día Internacional de los Derechos Humanos conmemora la fecha en que, en 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Este año además, se conmemora el 50 aniversario de los dos pactos internacionales de derechos humanos. Ambos acuerdos, junto con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, constituyen la Carta Internacional de Derechos Humanos, que establece los derechos civiles, políticos, culturales, económicos y sociales que tiene cualquier persona desde que nace.

El problema de los refugiados y de sus familias

Las personas refugiadas son las que han optado por huir de sus países, buscando un lugar donde poder recuperar sus derechos y libertades fundamentales. Actualmente, los gobiernos de cada país se encargan de garantizar los derechos humanos básicos de sus ciudadanos. Pero, una vez estos ciudadanos se ven obligados a huir de sus países, debido a fundados temores de ser perseguidos por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opiniones políticas se convierten en refugiados, y esta garantía de protección de los derechos humanos desaparece.

Según ACNUR, hasta diciembre de 2014 había en el mundo 59,5 millones de personas que se habían visto obligadas a desplazarse forzosamente. 19,5 millones son población refugiada porque han traspasado fronteras.  De esos, 14,4 millones están bajo el mandato de ACNUR: 3,8 millones (27%) residían en países de Asia y el Pacífico, 3,7 millones (26%) en África Subsahariana, Europa acogía a unos 3,1 millones (22%), Oriente Medio y el Norte de África a 3 millones (21%) y América a 769.000 (5%). Los 5,1 millones restantes son refugiados palestinos registrados por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Medio. En relación con su población, los países que acogen a un mayor número de personas refugiadas son Líbano, con 232 refugiados por cada 1.000 nacionales y Jordania, con 87 por cada 1.000.

El estatuto de los refugiados

Para garantizar la protección de los derechos humanos de las personas refugiadas se estableció en 1951 la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados. Este tratado internacional reconoce que las personas refugiadas tendrán, en los países contratantes, derecho a trabajo, vivienda, asistencia pública y educación, entre otros. Es una manera de restablecer y garantizar el ejercicio de los derechos humanos de las personas refugiadas, de recuperar la tan importante libertad de vivir sin miedo; que señalaba Franklin D. Roosevelt en su discurso de las cuatro libertades.

Restablecer los derechos humanos de las personas refugiadas

Diversas organizaciones humanitarias, como Entreculturas, trabajan para atajar las causas de los conflictos, para ofrecer educación a quienes no la reciben e incidir en los representantes políticos y en la sociedad para generar una cultura de hospitalidad y de respeto de los derechos humanos de las personas refugiadas.

La mayoría de las personas refugiadas del mundo proceden de la República Árabe Siria. Líbano, un país de 4,5 millones de habitantes, cuenta con 2 millones de personas refugiadas sirias, más los que llegan cada día. 

En Sudán del Sur, más de 2 millones las personas se han visto obligadas a huir: 500.000 han podido cruzar la frontera hacia países vecinos y 1,5 millones continúan en el país como desplazados internos. 

Y en América Latina, en las provincias fronterizas de Colombia con Ecuador, hay decenas de miles de colombianos y colombianas en condición de refugio o en condiciones de necesidad de protección internacional. 

Asesoramiento: Entreculturas

Te puede interesar:

- 10 Derechos del Niño fundamentales

- Día del Juego: por el derecho de los niños a jugar