Sanidad aboga por trasladar "el sentido común" a los horarios españoles para tener una vida familiar "más digna"

MADRID, 9 Octubre

El secretario de Estado de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, ha hecho un llamamiento para trasladar "el sentido común" a los horarios españoles con el objeto de facilitar la conciliación de la vida personal, laboral y familiar "para que sea lo más digna posible".

Durante la inauguración del VII Congreso Nacional para Racionalizar los Horarios Españoles, que se celebra entre este martes y el miércoles en Madrid, Moreno ha recordado que, según datos de Eurostat, los españoles trabajan 232 horas más al año que la media europea, "aunque se produce menos". Por ello, ha indicado que "la consecuencia de dedicar más tiempo al trabajo y menos a la familia" conlleva un aumento tanto del fracaso escolar como del número de rupturas matrimoniales y de la soledad de los mayores.

Además, ha indicado que "menos del 20 por ciento de los ciudadanos dedican una media diaria de 2 horas al cuidado de los hijos", por lo que ha calificado el actual modelo de "equivocado", ya que tiene "un mayor impacto" sobre la féminas, a las que "generalmente, el éxito laboral supone un sacrificio de su vida personal". Por ello ha insistido en la importancia de "cambiar las cosas entre todos" para que se produzca "un cambio social".

"Otra organización de horarios es posible", ha reiterado el secretario de Estado, quien ha destacado los avances de algunos Gobiernos locales --como el de Madrid, donde las dependencias cierran a las 17.00 horas-- y ha lamentado la retransmisión de ciertos eventos, como partidos de fútbol a las 23.00 horas o los telediarios a las 15.00 horas, algo que "no tiene sentido familiar".

Por su parte, el presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles y ARHOE, Ignacio Buqueras, ha señalado que la implantación de unos horarios racionales repercute en la conciliación de la vida personal, familiar y laboral; aumenta la productividad; apoya el rendimiento escolar; favorece la igualdad; disminuye la siniestralidad; mejora la calidad de vida y el mantenimiento de hábitos saludables por lo que, "en definitiva, se trata de dar mayor valor al tiempo".

Buqueras ha reconocido que "el camino que queda por recorrer es largo, difícil y complejo", sobre todo "en los últimos tres-cuatro años, cuando han aparecido mayores obstáculos". En cualquier caso, ha hecho alusión a algunos avances, como la reciente creación de la Subcomisión para el estudio de la racionalización de horarios, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y la corresponsabilidad en el Congreso de los Diputados.

De cara a los objetivos por alcanzar, Buqueras ha insistido en la necesidad de acabar con la cultura del presentismo --calificada de "tercermundista"-- y promover la corresponsabilidad entre hombres y mujeres. Además, ha traslado al Ejecutivo de Mariano Rajoy una serie de peticiones como el cumplimiento del Plan Concilia --aprobado desde 2005--; la creación de un grupo de trabajo interministerial para lograr unos horarios racionales; la recuperación del horario vigente en España antes de 1942; la modificación de los horarios de máxima audiencia para no perjudicar la productividad; o el desarrollo de campañas de sensibilización en esta materia.

Posteriormente, en la conferencia inaugural, la catedrática y directora del Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE, Nuria Chinchilla, ha destacado la necesidad de que España vuelva a recuperar el huso horario que a su juicio le corresponde, el de Greenwich. En su ponencia, Chinchilla ha señalado que España debería ir una hora por detrás y llevar el mismo horario que Canarias o Londres.

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.