El placer de estrenar impulsa la mayoría de las compras

La sensación de estrenar ropa impulsa muchas compras
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Cuando se acude al centro comercial normalmente se va para cubrir una necesidad adquiriendo un producto como comida o ropa. Esta es la teoría, pero luego en nuestras compras influyen otros factores, especialmente en aquellos artículos que no son de primera necesidad como las prendas de vestir.

Según un estudio elaborado por Ariel y el diseñador británico Giles Deacon, en muchas ocasiones los españoles se dejan influir por el placer de estrenar a la hora de adquirir un producto. Es decir, la necesidad de destacar sobre el resto portando prendas de ropa es el deseo que motiva muchas de las compras que se realizan en este país.

Sensación de confianza

Este estudio se ha realizado en tres países de Europa: España, Francia y Reino Unido. La finalidad de este trabajo ha sido descubrir los motivos que impulsan a las personas a comprar ropa y de dónde nacen estos deseos. Para ello han elaborado una serie de encuestas en donde varias personas han tenido que detallar sus deseos en este sentido y explicar sus motivaciones.

Los datos de este estudio desvelan que para el 94% de la población es muy importante estrenar ropa y este es el motivo principal para comprar ropa. O lo que es lo mismo, adquirir prendas nuevas es el deseo que lleva a los españoles a gastar dinero en estos artículos, no la necesidad de una nueva porque la antigua se haya roto o se precise de una nueva talla.

¿De dónde nace esta sensación? Básicamente del deseo de sentirse bien con uno mismo. Estrenar una nueva prenda equivale a una dosis de confianza. El 70% de los encuestados explica que compra ropa para sentir "el placer de estrenar", el 53% desvela que lo hace por sentirse limpios, el 45% destaca que realiza estos desembolsos porque los ayuda a verse elegantes. Por último, un 44%, afirma que actúa de esta forma para "sentir bien consigo mismos".

Ansiedad a la hora de lavar

Sin embargo esta sensación encuentra un problema: el primer lavado. 8 de cada 10 encuestados afirmaron que para ellos es un serio problema el momento en el que tienen que limpiar estas prendas nuevas. Proceder a meter esta ropa en la lavadora se percibe como un acto que puede estropearla, dando el aspecto de ser algo viejo.

Adicción a las compras

Comportamientos como la compra sin necesidad puede terminar por desembocar en una adicción a las compras. Adquirir productos sin necesidad de ellos y gasta dinero en esto sin poder parar.
La adicción a las compras es un tipo de adicción social, definida por Echeburúa, 1999, como: "una pérdida de control sobre la conducta, fuerte dependencia psicológica, la pérdida de interés por otras actividades gratificantes y, sobre todo, que la conducta adictiva interfiera gravemente con el desempeño de la vida cotidiana de la persona o le cause deterioro en las esferas laboral, social o recreativas de su vida".

Estos son algunos síntomas a través de los que se manifiesta:

- Niveles altos de ansiedad ante el deseo de comprar o adquirir algún objeto.

- Pensamientos obsesivos con la adquisición del artículo, no necesitado.

- Compras excesivas, muchos artículos no necesitados.

- Ni siquiera se llegan a estrenar muchos artículos comprados.

- Aparecen deseos de resistirse a la compra, pero no se pueden controlar.

- Una vez realizada la compra sentimiento de bienestar y alivio.

- Sentimiento de culpa tras la compra de un objeto no necesitado.
Para paliar esta situación, estas personas deben:

- Evitar centros comerciales y lugares asociados a las compras.

- Tratar de controlar los impulsos. Si es necesario, pedir ayuda para distraer la mente en estas situaciones

- Antes de comprar, pensar si realmente es necesario o le fin de la adquisición es sentirse bien

- Evitar personas que te fomenten la adicción.

- Abstenerse de visualizar publicidad en la medida de lo posible

- Establecer un control de gastos que permita saber cuándo ha habido un
desvío en las compras

- Dejar tarjetas de crédito en casa y llevar el dinero justo para la compra básica

- Reforzar la autoestima con otras prácticas y aprender a sentirse bien con otros métodos aparte de las compras.

Damián Montero

Te puede interesar:

El sentimiento de culpa: ¿qué hacer cuando nos sentimos culpables?

La adicción a las compras: el significado de las compras compulsivas

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.