Actualizado 20/01/2021 18:21 CET

10 pasos para ayudar a un adolescente estresado

Pautas psicológicas para mitigar el estrés de los adolescentes
Pautas psicológicas para mitigar el estrés de los adolescentes - ISTOCK

¿Tienes un adolescente estresado en casa? Una encuesta reciente de la American Psychological Association develó que menos de la mitad de los adolescentes de hoy a nivel mundial, califican su salud mental como "buena". Y no parece mejorar a medida que envejecen; más del 90 por ciento de los jóvenes de 18 a 21 años de edad experimentaron al menos un síntoma físico o emocional debido al estrés en el último mes (esto es muy alto en comparación con otros adultos).

Los adolescentes no solo estan estresados por lo que sucede en casa o en la escuela o en sus propias vidas; también están estresados por el mundo en el que viven, lleno de cambios sociales y económicos, que tienen importantes repercusiones en sus vidas.

No es de extrañar que nuestros adolescentes están sufriendo por las consecuencias de la pandemia en su salud y la de su familia, en su modo de vida que ha cambiado, en sus expectativas de futuro... Pero ¿cómo podemos reconocer los signos del estrés en nuestros hijos adolescentes?

Cómo reconocer el estrés en un adolescente

Los signos de estrés en la juventud pueden manifestarse de varias formas:

1. Irritabilidad e ira: no siempre tienen las palabras para describir cómo se sienten y, a veces, la tensión se convierte en un estado de mal humor. Los adolescentes estresados pueden ser más irritables o discutidores de lo normal.

2. Cambios en el comportamiento: un adolescente que alguna vez estuvo activo ahora no quiere salir de casa. Los cambios repentinos pueden ser una señal de que los niveles de estrés son altos.

3. Problemas para dormir: un adolescente puede quejarse de sentirse cansado todo el tiempo, dormir más de lo habitual o tener problemas para conciliar el sueño por la noche.

4. Descuidar las responsabilidades: si un adolescente de repente deja de ser responsable de su tarea, olvida sus obligaciones o comienza a posponer las cosas más de lo habitual, el estrés podría ser un factor.

5. Cambios en la alimentación: comer demasiado o muy poco pueden ser reacciones al estrés.

6. Enfermar con más frecuencia: el estrés a menudo se manifiesta con síntomas físicos, como dolores de cabeza o de estómago.

10 pasos para ayudar a un adolescente a sobrellevar el estrés

Afortunadamente, hay mucho que puedes hacer por ellos. Aquí te comparto siete pasos para ayudar a los adolescentes a sobrellevar el estrés:

Paso 1: Afrontar el estrés

Lo más importante que debemos hacer cuando un adolescente está ansioso o sufriendo es ayudarlo a enfrentar el factor estresante o la preocupación en lugar de evitarlo. ¿Por qué? Porque la evitación alimenta la ansiedad.

Paso 2: Pídele que describa la situación difícil

Manteniendo una conversación más distendida, pídele que te describa la situación en la que está sumergido. El objetivo es que se sienta visto y escuchado por ti.

Paso 3. Ayúdalo a identificar cómo se siente

Las investigaciones en el campo de las emociones, muestran que cuando etiquetamos nuestras emociones, somos más capaces de integrarlas, para reflexionar y tomar acción sobre ellas.

Paso 4. Pregúntale sobre la fuente de su estrés

Puedes ayudarlo a identificar formas en las que se siente amenazado. Y puedes preguntarle sobre qué cosas en su vida se sienten fuera de su control.

Paso 5. Anímalo a clasificar su tipo de estrés

Además de identificar las cosas que le generan estrés, puede ser útil para los adolescentes clasificar la tensión particular de estrés que están experimentando.
- ¿Está relacionado con un evento de su vida que considera negativo? 
- ¿Es el resultado de la acumulación de dificultades cotidianas que escapan al control del adolescente? 
- ¿O es una molestia diaria?

Paso 6. Ayúdale a ver que su estrés puede tornarse útil para...

El estrés es saludable y útil cuando crea tensión positiva para fomentar su crecimiento y desarrollo emocional.

Paso 7. Practicar la aceptación

Cuando aceptamos la realidad de una situación difícil o aterradora y nuestro control limitado, les permite a nuestros hijos hacer lo mismo. Es importante destacar que la aceptación también los libera para seguir adelante, en lugar de quedarse paralizados por la dificultad y el miedo.

Paso 8. Comunicación saludable

Habla con él sobre algún desafío que has experimentado y cómo lo has enfrentado. Puede que también lo recuerde y te haya visto tomando acción en ello.

Paso 9. Deja que resuleva su propio problema

Es natural querer solucionar los problemas de tu hijo. Pero cuando los padres se apresuran a resolver cada pequeño problema, los hijos no tienen la oportunidad de aprender habilidades saludables. Deja que resuelva los problemas de "bajo riesgo" por sí mismo y ganará la confianza de que puede lidiar con los factores estresantes y los reveses de la vida. De esa forma ayudas a que desarrolle la habilidad de la resiliencia de la cual te he hablado en artículos anteriores.

Paso 10. Cuestionar al diálogo interior negativo

Pídele que piense realmente si lo que dice de forma negativa sobre él es cierto. Recuérdale las ocasiones en las que trabajaró en un problema que haya tenido y mejoró. Aprender a enmarcar las cosas de manera saludable le ayudará a desarrollar resiliencia al estrés.

Gabriela García González Autora del libro La mejor coach para tus hijos ¡eres tú!, es una referente del coaching para niños y el empoderamiento infantil y femenino. Educadora, Experta en Desarrollo Personal integral, conferencista internacional y Formadora de Emprendimientos desde el Ser para mujeres 

Te puede interesar: 

- El coaching infantil: ¿qué es y qué nos puede aportar?

- Estas son las principales preocupaciones de los padres

- Neuroplasticidad, cómo favorecer el desarrollo de los niños dejando huella

- Gabriela García: "Los niños no atienden a lo que decimos sino a lo que hacemos y de qué forma lo hacemos"

- Neurociencia y educación: trucos para potenciar el aprendizaje