Estas son las principales preocupaciones de los padres

Padre preocupado
Foto: THINKSTOCK 

Ser padre significa muchos cambios en la vida de una persona. Uno de ellos es la multiplicación de preocupaciones: es probable que, si un padre (o una madre) se pone a pensar en todo aquello que tiene que ver con su hijo y le preocupe, la lista se haga casi interminable. Pero, ¿cuáles son las principales preocupaciones de los padres?

De entre todos los quebraderos de cabeza, hay unos que suelen resaltar por encima del resto: los que tienen que ver con la salud de los hijos. Nadie quiere que su pequeño sufra algún tipo de trastorno, ni que esté triste, ni que se ponga enfermo.  En este sentido, una encuesta ha querido conocer cuáles son las mayores preocupaciones de los padres de Estados Unidos, y los resultados tal vez puedan sonar familiares en España.

Preocupaciones de los padres

Según una encuesta anual llevada a cabo por el Hospital de Niños Mott, las tres principales preocupaciones de los padres sobre la salud de sus hijos son la obesidad (60 por ciento), el acoso escolar (58 por ciento) y el abuso de drogas (53 por ciento). Quizá estos datos no resulten especialmente llamativos, pero sí lo son otros de la misma encuesta: el increíble aumento de la preocupación de los padres por la redes sociales y el peligro de actividades como el 'sexting'.

Los riesgos de las redes sociales

Para observar este aumento, los investigadores mencionan que el 'sexting' era el pasado año la preocupación número 13, mientras que en 2015 ha subido hasta la sexta posición. Es decir, los padres cada vez parecen ser más conscientes de los peligros de las redes sociales y las consecuencias de ciertas actuaciones en estos medios.

De hecho, según explican, durante años (esta es la novena edición de la encuesta) el tabaco se mantenía como una de las principales preocupaciones de los padres. Año tras año, los cigarrillos parecían ser lo que más preocupaba a los progenitores, que veían cómo sus hijos se iniciaban cada vez antes en una actividad nada saludable. Sin embargo, en 2015 la preocupación por el sexting parece casi haber hecho olvidar este peligro, pues aparece en posiciones mucho más bajas.

En este sentido, desde el hospital se ha resaltado como especialmente llamativo que mientras que para el público general el ambiente mediático es beneficioso, cada vez más personas reconocen los riesgos de los teléfonos inteligentes y las tecnologías, especialmente para los jóvenes, que se vuelven más vulnerables.

En este sentido, instan a reorientar las políticas sociales hacia esas áreas de especial preocupación para los padres: se ha visto cómo se está produciendo un descenso en el consumo de comida basura en el país norteamericano, así que probablemente con políticas bien encaminadas se logren aminorar los muchos peligros de las redes sociales al tiempo que se potencian sus ventajas y beneficios en el día a día.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Sexting y ciberacoso aumentan el riesgo de depresión

- Cómo luchar contra el acoso escolar

- Drogas y adolescentes: consejos para padres

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.