Actualizado 10/08/2020 10:52:32 +00:00 CET

¡Adiós ansiedad! Ayuda a tu hijo adolescente a sobrellevar sus responsabilidades

Descubre los trucos que te permitirán ayudar a tus hijos a superar la ansiedad.
Descubre los trucos que te permitirán ayudar a tus hijos a superar la ansiedad. - ISTOCK

La vida del adolescente puede ser más estresante de lo que los jóvenes pueden soportar. Exámenes, una etapa de cambios, la transición hacia la vida adulta... Son muchos los focos de ansiedad a estas edades que terminan por sobrepasarlos, haciéndolos entrar en un círculo del que es difícil de salir ya que al no saber cómo solucionar su situación, esta empeora.

Por ello, los padres deben asumir su rol de apoyo y ayudar a que sus hijos adolescentes aprendan a sobrellevar sus responsabilidades y sepan encarar esta ansiedad. Sin embargo, hay que saber cómo acercarse a los jóvenes para conseguir el mejor de los resultados en lugar de agobiarlos más. Para ello, desde el Child Mind Institute se brinan varios consejos para este objetivo.

Ayuda sin más ansiedad

Esto son varios consejos para ayudar a controlar la ansiedad sin agobiar innecesariamente:

1. No intentar eliminar la ansiedad, ayudar a controlarla.
La mejor manera de ayudar a los adolescentes a superar su ansiedad es ayudarles a aprender a tolerarla lo mejor que puedan. Con el tiempo, la ansiedad irá disminuyendo. Es normal sentirse estresado, pero hay que saber cómo sobreponerse a estos sentimientos.

2. No evitar situaciones, aprender a enfrentarlas.

Evitar los problemas no los soluciona, igual ocurre con el estrés. Aprender a encarar la ansiedad generada por el día a día es el primer paso para encarar cada jornada.

3. Ser positivo, pero realista.
No hay que hacer que los adolescentes creen en falsas promesas, los resultados negativos son posibles. Por ejemplo a la hora de enfrentar un examen los padres deben mostrar su confianza pero no hacerle pensar que todo está superado ya.

4. Respetar sus sentimientos, pero reforzarlos.
Dar validez a los sentimientos no es igual que estar conforme con ellos. De manera que si a los hijos les causa cierta ansiedad algunas situaciones, hay que escucharlos y mostrar empatía, pero al mismo tiempo animar a superarlos y darles la razón.

5. No hacer preguntas que sugieran una respuesta.

Los padres deben animar a sus hijos a hablar de sus sentimientos, pero evitar hacer preguntas que sugieran una respuesta como por ejemplo "¿te preocupa mucho ese examen tan importante?", hágale una pregunta más abierta como "¿Qué piensas sobre la feria de ciencias?"

6. No reforzar los temores de su hijo.

Los padres deben evitar reforzar los temores de sus hijos con el tono de su voz o el lenguaje corporal. Siempre que se hable con ellos, hay que mantener cordialidad y empatía.

7. Dar ánimos.

Los padres deben mostrar aprecio y una visión positiva del gran esfuerzo que está haciendo, y recordar que cuanto más se tolera la ansiedad, más disminuirá.

8. Intentar que el periodo previo a la situación estresante sea breve.

Cuando se teme hacer algo, los momentos previos generan más estrés ante la cercanía del desenlace. Así que si a un adolescente le pone nervioso un examen hay que evitar hablar del mismo más de lo necesario y ayudar a crear un entorno relajado durante la tarde de antes-

9. Planearlo detenidamente.

En ocasiones puede ser ayudar hablar sobre los posibles resultados negativos y lo que sucedería si sus miedos se hicieran realidad. ¿Cómo lo manejaría? Para algunos adolescentes, disponer de un plan de respuesta ante los peores escenarios los ayuda a enfrentarlos más calmados

10. Dar ejemplo de cómo controlar la ansiedad de forma sana.

No hay que fingir que los padres no experimentan estrés ni ansiedad, al contrario, hay que permitir que los niños vean que el control, tolerancia, y capacidad para superarla con tranquilidad.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Los adolescentes y la responsabilidad

- El alcohol y sus efectos en los adolescentes

- Por qué los adolescentes caen en las drogas

- Qué deben hacer los padres para prevenir las drogas