Actualizado 21/07/2014 13:46 CET

Un 4,3% de alumnos de Secundaria en Navarra ha sufrido alguna conducta de acoso en los centros, según un estudio

PAMPLONA, 9 Abrril

Un 4,3 por ciento de alumnos de Secundaria en Navarra han sufrido alguna conducta de acoso en los centros. Así lo refleja un estudio sobre la convivencia escolar realizado en 2010 facilitado por la Asesoría para la Convivencia del departamento de Educación del Gobierno foral, para quien los casos de acoso en los centros navarros no está creciendo y ni es alarmante.

La citada Asesoría es un servicio público destinado a orientar tanto al profesorado como al alumnado y a las familias en materia de resolución de conflictos escolares, acoso entre iguales, así como sobre elaboración y puesta en marcha de los planes de convivencia y otras cuestiones para mejorar la convivencia escolar.

A finales de 2010 Navarra modificó su normativa sobre acoso escolar. Desde entonces los centros están obligados a investigar cuantos episodios violentos y generadores de sufrimiento puedan darse, especialmente cuando se sospeche de casos de acoso escolar. Además, cualquier miembro de la comunidad educativa está obligado a poner en conocimiento de la dirección del centro aquellos episodios de acoso u otro tipo de violencia de los que tenga noticia.

Desde 2007 se han registrado 1.000 consultas en la Asesoría para la Convivencia y durante los dos primeros trimestres de este curso las consultas para la convivencia han sido 194, el doble que el número registrado hace cinco años. De éstas, el 46,4 por ciento han necesitado algo más que una simple entrevista y el 37 por ciento algo han tenido que ver con el acoso escolar.

La mayor parte de las consultas son planteadas por los propios centros escolares (46,4%), seguida por las familias (37,2%). Sólo el 1,1 por ciento de las consultas son planteadas por los alumnos. El resto son planteadas por otros servicios (15,3%), entre los que destaca la inspección educativa.

Según han expuesto Patxi San Juan y Cristina Satrústegui, asesores de Convivencia, "no son unas cifras que estén creciendo", ni es una situación alarmante. Y han precisado que lo que ocurre actualmente es que la propia Asesoría es más conocida, se consulta más, las familias se interesan por conocer si lo que les ocurre a su hijo es normal y "hay mayor sensibilidad social".

Han afirmado así que "no hay ningún argumento que nos haga pensar que el nivel de acoso en Navarra sea mayor a hace diez años por ejemplo".

"MARGINACIÓN SOCIAL"

Ambos expertos han explicado que recientemente ha aparecido una nueva vía de acoso, el llamado 'ciberacoso' o 'ciberbullying'. En los casos consultados sobre este tema en la Asesoría, han indicado, siempre ha coincidido que se trata de acoso "clásico", es decir, que los acosadores han optado por utilizar, además de los canales habituales, el canal de las redes sociales.

Cristina Satrústegui ha precisado así que el 'ciberacoso' no es una acoso exclusivamente por vía internet o móvil, "sino que siempre se da en paralelo al acoso presencial". "Es una vía más de acoso", ha añadido.

En general, el acoso físico de unos niños o jóvenes a otros es el que menos ocurre y lo más frecuente es la "marginación social", según estos asesores, quienes han señalado "normalmente estos acosos se detectan y que para detectarlos hay que mirar".

Según ambos asesores, son pocos los casos en los que se requiere una actuación directa y dilatada de la Asesoría dado que la mayor parte de los problemas son abordados de "forma eficaz" por los centros educativos.

A este respecto, han insistido en la importancia de que cuando se sospeche o se conozca la existencia de un caso de acoso se ponga en conocimiento de la dirección del centro. "Los centros saben que tienen que actuar y los centros están preocupados por las situaciones de acoso se puedan producir y también por prevenirlas", han indicado.

De hecho, normalmente estos casos se resuelven en el propio centro escolar y "sólo cuando el centro o la familia pide ayuda" toma parte la Asesoría. "Suele ser cuando es un asunto complicado", han expuesto, para reiterar que "los centros lo hacen bien".

CUALQUIERA

Tanto Patxi San Juan como Cristina Satrústegui han señalado que cualquiera podría ser acosador o acosado, si bien es cierto que "cuando en las familias hay cierta tolerancia hacia episodios violentos existe un mayor riesgo de que la cosa vaya bien", ha precisado San Juan.

Para Satrústegui, los acosadores pueden buscar "cualquier pretexto para acosar, ya sea algún aspecto del físico, el origen de la persona, que saque buenas notas..." y que "acosador puede ser cualquiera y cuando hablamos de líder, apoyaría su liderazgo hacer faenas a otros".

ACCIONES FORMATIVAS

Cada curso escolar la Asesoría organiza entre 50 y 55 acciones formativas para el profesorado sobre temas diversos relacionados con la convivencia, concretamente este curso están siendo 55. En algunos casos se celebran abiertas a profesores o equipos de los diversos centros y en otros se imparten para claustros completos. Unos 1.350 profesores se forman en algún tema de convivencia cada año.

La Asesoría para la Convivencia cuenta con un teléfono de ayuda 900 841 551, al que se puede solicitar ayuda y consejo en casos de violencia escolar. Además, cuenta con una página web, que presenta diversos materiales divulgativos así como solicitudes de intervención, peticiones de ayuda y sistema de contacto.