Más de 200.000 familias españolas no pueden permitirse llevar a sus hijos a una escuela infantil

Las escuelas infantiles son un lugar inaccesible para muchas familias.
ISTOCK

Las escuelas infantiles se presentan como un primer paso dentro de la vida académica de los más pequeños. En estos centros empiezan a desarrollarse distintas destrezas en los niños que luego seguirán potenciándose en el colegio. Además, estos entornos también sirven para que muchos hogares puedan conseguir la tan difícil conciliación entre la vida laboral y la familiar.

Sin embargo no hay que olvidarse de los costes que tienen las escuelas infantiles para las familias. Un hecho que hace que muchos hogares no puedan permitirse llevar a sus hijos a estos centros. Una situación de la que se advierte desde la Asociación Mundial de Educadores Infantiles, Amei-Waece.

Igualdad de oportunidades

La realidad de las familias españolas es que más de la mitad de los hogares con niños de entre 0 y 3 años no llevan a sus hijos a centros de educación infantil. 200.000 de ellos reconocen no hacer uso de estos centros por no poder permitírselo. Por este motivo desde Amei-Waece reclaman "más escuelas de educación infantil para garantizar la igualdad de oportunidades a todos los niños en España".

Basándose en los datos de la última Encuesta de Condiciones de Vida, el 30,9% de los hogares quisiera haber utilizado los servicios de los centros de educación infantil en más de lo que lo hicieron. En algo más de un 52% de los casos la escasez de ingresos fue el principal motivo.
Juan Sánchez Muliterno, presidente de Amei-Waece, explica que "la última Encuesta de Condiciones de Vida pone de manifiesto la incapacidad de las instituciones públicas en España para garantizar una real igualdad de oportunidades para todos los niños, puesto que no existen mecanismos suficientes para que las familias con menos ingresos puedan matricular a sus hijos en centros infantiles en un momento crucial de su desarrollo".

Por último Amei-Waece destaca que "la educación de cualquier niño debe comenzar inmediatamente después de su nacimiento y con el apoyo de centros con profesionales especializados, de manera que, independientemente del nivel de renta de sus familias, cada niño tenga las mismas oportunidades de recibir una educación adecuada y de calidad que vaya en favor de su correcto desarrollo y que a la postre, reduzca las tasas de abandono y fracaso escolar".

Escuelas infantiles y conciliación

Como ya se ha dicho las escuelas infantiles además de aportar una primera toma de contacto con el mundo académico, estos centros también ayudan a que muchas familias puedan conseguir la conciliación. Así se puede comprobar en el estudio Guardería & Familia 2018 donde casi el 75% de quienes utilizan estos servicios reconoce hacerlo por no disponer de tiempo para cuidar de sus hijos.

Otro ejemplo es que el tiempo que pasan los hijos en las escuelas infantiles suele coincidir con la jornada laboral. En concreto, el 64,4% de los niños pasa entre 5 y 8 horas en la guardería; e incluso más de 8 horas llega a pasar el 20,59%. Estancia que se prolonga 11 meses al año para el 52,67% de los niños y 10 meses para el 29,8%.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Guardería o escuela infantil: cariño y profesionalidad

- La adaptación a la guardería: el primer día

- 10 consejos para elegir guardería o escuela infantil

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.