Los beneficios del contacto piel con piel con el desarrollo de la inteligencia

Un nuevo motivo para apostar por el piel con piel.
ISTOCK

No han sido pocos los estudios que han mostrado los beneficios del contacto piel con piel. Desde la mejora del vínculo entre padres e hijos hasta otros resultados positivos como los que explican desde el Instituto Europeo de Salud Perinatal. Entidad que relaciona la exterogestación con una mayor inteligencia en los más pequeños.

Unas conclusiones que se basan en que la mayor parte del desarrollo del cerebro de los más pequeños se produce fuera del útero. Para conseguir los mejores resultados es preciso que el niño crezca en condiciones parecidas a las del vientre de la madre. Por ello, el beneficio del contacto piel con piel puede solventar esta situación.

Necesidad de cuidados

Como ya se ha dicho la exterogestación permite que los más pequeños puedan alcanzar su máximo desarrollo. Al contrario que otras especies, el ser humano no es capaz de subsistir por ellos mismos, por lo que necesitan la presencia de un cuidador externo que les ofrezca las mismas condiciones que dentro del útero materno.

Un ejemplo de este desarrollo fuera del útero materno es el hecho de que hasta alrededor de los 18 meses los huesos del cráneo del bebé no se han fusionado. Esto impide el gran crecimiento cerebral, lo cual se produce a partir de los componentes de cuidado del nido de desarrollo de calmar, muchas caricias, estar en brazos, lactancia materna.

En definitiva, el Instituto de Salud Perinatal Europeo indica los siguientes consejos:

- Un bebé sigue siendo como un feto no alcanza su máximo desarrollo hasta los 18 meses de edad, por lo que hay que proporcionar una experiencia de "útero externo": calmado, reconfortante, físicamente presente.

- Un niño pequeño es un sistema dinámico cuya personalidad y salud se construyen socialmente por cuidadores, "ladrillo por ladrillo" o fase por fase, según las experiencias de los primeros años de vida.

- No hay que angustiar a los niños pequeños (especialmente de forma rutinaria, intensa o prolongada), especialmente en los primeros 3 años, sino apoyar suavemente el desarrollo de la autorregulación.

Beneficios del contacto piel con piel

El contacto piel con piel tiene otros beneficios en el desarrollo de los niños y en el bienestar de la madre. Así lo indican los profesionales del Hospital Quirón:

- Mejora notablemente las constantes vitales. El recién nacido pierde menos temperatura, su frecuencia cardíaca se normaliza antes al seguir escuchando el latido de tu corazón y el nivel de azúcar se regula.

- Está más tranquilo y seguro.

- Favorece la lactancia materna y el buen agarre.

- Favorece su desarrollo neurológico, psicológico y sobretodo emocional, ya que se crea un vínculo irrompible.

- Ayuda a practicar una buena atención temprana asegurará el desarrollo adecuado de todos los sistemas (neurobiológicos y sociales) y el florecimiento de una psique sana y única.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Crianza con apego: las 8 claves de la crianza natural

- La lactancia materna vale la pena

- 10 beneficios de los portabebés ergonómicos

- Ventajas e inconvenientes del colecho

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.