Ejercicios para estimular el oído de tu bebé

Estimula el oído de tu bebé
ISTOCK

El sentido del oído es uno de los más importantes, porque una gran parte de la información sobre el mundo nos llega a través del sonido. El oído es también el sentido más desarrollado del recién nacido. Los ejercicios para estimular el oído de tu bebé se pueden plantear como un juego, que además servirán para reforzar el vínculo afectivo entre los papás y el bebé.

El bebé, desde que nace, ya responde a los sonidos: tiende a girar la cabeza y los ojos hacia la fuerte que los origina o a quedarse callado. También se ha demostrado que se dan cambios en el ritmo cardiaco y en la respiración del bebé como respuesta a los sonidos.

Ejercicios para estimular el oído de tu bebé por edades

Aquí encontrarás ejercicios para estimular la capacidad auditiva de tu bebé de 0 a 6 meses, que además ayudarán a su concentración:

Artículo relacionado:
- Estimulación auditiva en bebés

Primer mes del bebé

Mirando hacia arriba.

Para estimular el oído y los músculos del cuello del bebé, le tumbaremos boca arriba. Entonces haremos sonar tres veces un sonajero a la derecha de la cabeza. Observaremos cómo la mueve hacia ese lado y se esfuerza por mirar. Repetiremos el ejercicio dos veces por el mismo lado y luego cambiaremos al izquierdo.

Hablar con lentitud.

Si hablamos al bebé lentamente, con parsimonia, pronunciando muy bien, exagerando la entonación, etc., estaremos estimulando el oído y familiarizando al bebé con la voz de su madre. Además, le servirá para adquirir la capacidad de lenguaje cuanto antes y sentirá bienestar.

Segundo mes del bebé

Cómo suena el sonajero.

Se trata de que el bebé, mientras está sentado, siga el sonido del sonajero que se sacude delante de él. Si intenta coger el sonajero se lo pondremos en la mano y moveremos su mano para que la haga sonar. Luego lo moveremos lentamente a la derecha del bebé, después arriba y abajo muy despacio. Al principio, el bebé seguirá solo con sus ojos el movimiento, pero con un poco de práctica lo seguirá también con la cabeza.

Campanillas, tilín, tilín.

Para este ejercicio, sujetaremos dos campanillas a las muñecas del bebé, una con hilo blanco y otra con negro. A continuación, moveremos ligeramente sus brazos para que aprenda a asociarlo con el sonido de las campanillas. Le dejaremos a él que mueva por sí solo los brazos y las campanillas. Cada vez que la haga sonar, podremos sonreírle y alabarle.

Cuarto mes del bebé 

¡Qué susto!

Mientras el niño está tranquilo, estirado boca arriba en su cuna, podemos escondernos y aparecer de repente y por delante diciendo, por ejemplo, "Cucú". Muy probablemente se asustará y se reirá sorprendido. Repetiremos el ejercicio cambiando de posición alrededor de la cuna durante un minuto y observaremos la alegría y las risas del bebé.

Sexto mes del bebé

Un paseo por la casa.

Vamos a dar un paseo por la casa: cogemos al niño en brazos y lo paseamos nombrándole los distintos objetos que veamos. Ayudaremos a su comprensión con frases tipo: "tic, tac, el reloj hace tic, tac". Con este ejercicio estimulamos su sentido del oído, además de fomentar y estimular su pensamiento abstracto.

Ya leo el periódico.

Mientras leemos el periódico, cogeremos al niño en brazos. Tiene que estar tranquilo y a gusto, de manera que pueda ver el periódico. Leeremos en voz alta y lentamente, para que le resulte un rato agradable. También lo podemos hacer con un cuento grande, con muchos dibujos.

Rocío Martínez-Aznar
Asesoramiento: Ricardo Regidor. Director Colección "Edu.com", Editorial Palabra.

Te puede interesar:

- La otitis infantil, el dolor de oídos

- La otitis infantil, ¿cuándo es necesario un drenaje en los oídos?

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.