Los 5 errores a la hora de acostar al bebé que debemos evitar

Acostar a los bebés, dormir, errores de los padres, bebé en cuna
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

A los niños hay que enseñarles a dormir. Y no siempre es fácil. Sin embargo, es esencial que desde pequeños tengan unos buenos hábitos de sueño para que descansen lo que necesitan, lo que incluye, por ejemplo, las siestas. Los padres, en nuestro afán por hacer las cosas mejor, en ocasiones fallamos. Aquí tienes algunos de los principales errores que cometemos, y que debemos evitar.

Errores de los padres cuando acostamos a nuestros hijos:

1.Ser esclavos de los intercomunicadores

Los intercomunicadores son unos aparatos muy útiles para detectar cuándo nuestro hijo llora al acostarle. Sin embargo, si cada vez que tu bebé llora por la noche corres a calmarle, jamás aprenderá a dejar de llorar por sí mismo. Por esto, los expertos recomiendan bajar el monitor para no oír cada gemido de nuestro bebé (pues son normales) y esperar unos cinco minutos antes de ir a calmarle. Con el tiempo, la frecuencia se debe ir ampliando (esperar 10 minutos, después 15, etc.) para que el bebé aprenda a dormir solo.

2.Darle de comer en mitad de la noche

Cuando están recién nacidos los bebés comen a mitad de la noche, pero este es un comportamiento que va desapareciendo conforme se hacen más grandes. De hecho, si continúa pidiendo de comer en mitad de la noche es probable que sea por haber cometido un error y haber hecho que se acostumbre, lo cual no es sano. Por ello, aconsejan que cuando el niño sea lo suficientemente mayor (el pediatra podrá guiarte en esto), dejes que se vuelva a dormir cuando se despierte por la noche pidiendo comida.

3.Mecer al bebé en los brazos para que se duerma

Un gusto para las mamás y para los bebés, lo cierto es que no debemos dejar que se acostumbre a dormir sólo si la madre le mece, pues entonces creará dependencia y ya no sabrá dormir de otra manera.  Así, es mejor mecerle y pasarle a la cama o la cuna, para que aprenda a dormirse en su cunita por sí mismo.

4.Dejarle que se duerma con el biberón en la cama

Otro error es dejar que nuestro bebé se duerma en la cuna con el biberón. Según explican los expertos, la fórmula puede acumularse en la boca del bebé y crearle decoloración de dientes y caries.

5.Confundir los días con las noches

Las noches son para dormir y los días para estar despierto. Esto, que parece sencillo, es esencial recordarlo con nuestro pequeño para que aprenda a dormir correctamente. Nuestro bebé nunca será capaz de dormir toda la noche si no aprende la diferencia entre la oscuridad y la luz para dormir.

Para esto, lo mejor es enseñar a nuestro hijo los ritmos naturales del sueño manteniendo la luz en la habitación durante la mañana y apagando todas las luces por las noches a la hora de ir a la cama.

Aunque enseñar a dormir a nuestro pequeño no es sencillo ni un camino corto, es esencial recordar estos pequeños consejos para que crezca sano y fuerte, con un buen descanso que le ayude a desarrollarse.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

Los bebés no deben dormir con luz

Tabla del sueño infantil

El sueño del bebé

Qué hago si mi hijo no quiere dormir siesta

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.