Blogs
Madres como tú y como yo
María Solano

Malos estudiantes: el problema de los niños 'descolgados'

correo

¿Qué preferimos, un hijo mal estudiante o un hijo con problemas? Evidentemente, ninguna de las dos cosas, aunque es probable que en un análisis más exhaustivo nos decantáramos por el mal estudiante y sin problemas que por el bueno con problemas. Lo que más tranquiliza a los padres es ver a sus hijos felices, que sean unas buenas personas, que se sientan bien por dentro para que eso tenga su reflejo fuera.

Pero, ¿qué hacemos cuando las dos situaciones se dan cita? ¿Cómo actuamos cuando un mal estudiante empieza a sumar, además, otros problemas añadidos? ¿Podemos evitar que esto ocurra? ¿Podemos romper los círculos viciosos paralelos del fracaso escolar y el social?

Cuando uno de nuestros hijos vuelve a cada con malas notas, con muy malas notas, incluso con tan malas notas que le animan a repetir curso, nos tenemos que preocupar por los aspectos académicos, por las circunstancias que han llevado a esos malos resultados y también, quizá con más interés aunque de manera muy discreta, por el riesgo de que se quede 'descolgado' de sus grupos habituales de amigos y busque compañías menos recomendables. Estos son los dos problemas más habituales:

1. Etiquetas que se vuelven reales. Aunque sabemos que no es bueno poner etiquetas a un niño, nos cuesta mucho evitarlo. El problema de las etiquetas es que acaban convenciendo al etiquetado de que realmente es como dicen que es y lo des motivan para cambiar de carácter y de actitud. Por eso es tan importante que seamos muy cautelosos y recalquemos las etiquetas positivas sobre las negativas. Si extrapolamos un "has sacado malas notas" y lo convertimos en un "eres un mal chico", corremos el riesgo de invitar a nuestro hijo a convertirse en lo que afirmamos que es.

2. Círculos viciosos del fracaso. Aunque pueda parecer que en una etapa de la vida sacar malas notas resulte incluso 'atractivo' porque parezca una actitud transgresora, lo cierto es que los grupos de amigos suelen acabar por dejar de lado al que se queda rezagado. Puede ocurrir que se encierre en sí mismo, se vuelva poco comunicativo y no potencie, por ejemplo, establecer nuevas relaciones con personas de su nivel académico. Entonces no conseguirá avanzar porque no estará incluido en las dinámicas de grupo. También puede pasar que se una con otros rezagados que también han quedado descolgados, de modo que amplía esa espiral de fracaso. Al sentirse fracasado, puede buscar un éxito mal entendido en áreas tales como el consumo de drogas, el vandalismo...

NIños delcogados: el problema de las malas notas
Foto: ISTOCK 

Aunque hemos dibujado un panorama pesimista, hay soluciones al alcance de los padres:

- Atajar el problema antes de que surja. Debemos evitar que nuestros hijos desciendan por la espiral del fracaso escolar. Al menor indicio de que algo no marcha bien, con ayuda del centro escolar, debemos atajar el problema antes de que se haga más grande.

- Fomentar círculos de confianza. Si el alumno ha quedado descolgado porque no está cursando la misma materia que el resto de sus compañeros, debemos facilitarle el que organice su nueva vida social con grupos que consideremos apropiados, por ejemplo, con la práctica de algún deporte, en la casa del de semana... Como pares nos supondrá un esfuerzo mayor traerlo y llevarlo, pero si su círculo de amigos es el adecuado, superará mejor los problemas académicos.

- Desligar los estudios de otros rasgos de su carácter. Uno de los mayores problemas de la sociedad actual es que toma los resultados académicos como una prueba objetiva de bondad. Aunque puede haber una correlación, no existe relación causa efecto entre los dos aspectos. Tenemos que concienciarnos como padres, educadores y sociedad de que las notas no son todo, aunque a veces sirvan de indicativo para detectar otros problemas.

Te puede interesar:

- Las malas notas: ¿qué hacer cuando los niños suspenden?

- Las etiquetas

- Llegan las notas, lo que nunca debemos hacer

¿Cómo enfocar el verano si ha sacado buenas notas?

Demuestran que las niñas sacan mejores notas que los niños