Bulos en internet, cómo enseñar a los niños a no creerlos

Cómo enseñar a distiguit un bulo de una realidad en internet
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Internet es un territorio muy grande, donde se pueden encontrar multitud de datos interesantes y enterarse de ofertas muy jugosas. Sin embargo, por cada cosa buena que ofrece la red, también se encuentran informaciones falsas y que pueden llegar a confundir a los más pequeños. En algunos casos puede que esto no suponga un problema, pero en otras situaciones creer algo así puede dar lugar a graves eventualidades.

Por eso, es muy importante enseñar a los niños a distinguir informaciones falsas de verdaderas y a detectar bulos para poder poner en conocimiento de las autoridades algunas situaciones como por ejemplo una estafa.

Alertas innecesarias

Los bulos van de mayor a menor gravedad. En algunos casos pueden dar lugar a una estafa en la que alguien prometa a los niños un suculento premio por una pequeña cantidad de dinero. Un engaño que pretende aprovecharse de la ingenuidad de los más pequeños para enriquecer a las personas detrás de este timo.

En otros casos, el bulo crea una alerta innecesaria al hacer creer a los niños una información falsa. Por ejemplo una noticia sobre la supuesta contaminación de determinados alimentos o el rumor de que en cierto parque secuestran a otros menores. Situaciones que en ocasiones termina por crear una histeria que puede llegar a los padres y todo por un aviso inventado.

Ante estas situaciones lo mejor es enseñar a los más pequeños de la casa a distinguir información falsa de la verdadera. Hay que dejar claro a los hijos que no todo lo que existe en internet tiene que ser creído y por supuesto a poner en duda toda aquella noticia que les llegue por correo. También es recomendable compartir con los niños los canales de información habituales y en los que hay que depositar la confianza.

Cómo proceder ante un bulo en Internet

Hay que hacer entender a los niños que es importante no difundir los bulos una vez qu se reciban ya que son falsos y pueden crear una alarma en la sociedad sin necesidad. Es fácil reconocerlos ya que emplean argumentos como "me han dicho que pasó en*", "Confirmado" o "lo leí en un grupo en el que está un amigo policía".

Hay que inculcar a los niños un espíritu crítico ante toda la información encontrada en internet y que no provenga de los canales habituales. En caso de estar ante una estafa, es importante poner en conocimiento de ello a los cuerpos de seguridad para tratar de encontrar a las personas responsables y poner fin a esta situación.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Internet segura: recíclate con tus hijos

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.