10 trucos infalibles para ahorrar en la vuelta al cole

Hay quien la llama 'vuelta al cole', quienes optan por el 'volvemos a la rutina' y quienes la definen como 'la temida cuesta de Septiembre'. Porque si bien es conocida por todos la 'cuesta de enero', los padres sufren aún más la de septiembre: la de las compras para que los niños lleguen al colegio con todo lo necesario. Los gastos se disparan y multiplican por cada niño, ¿cómo ahorramos? Te damos algunos trucos

Gastos de la vuelta al cole

El gasto por la vuelta al cole depende de dónde se vive (las cantidades difieren entre las comunidades autónomas) y el curso del niño, pero lo cierto es que en ningún lado el presupuesto mínimo baja de los 300 euros por niño, llegando incluso a los 800 por persona en algunos casos.

Se trata de unos gastos importantes y cuantiosos que se multiplican cuando tenemos más de un niño, por lo que se hace esencial estar atentos y organizarse bien para ahorrar. Según algunas empresas especializadas en el sector, hay trucos que nos permitirían ahorrar hasta un 50 por ciento de la factura total, una cifra nada desdeñable.

10 consejos para ahorrar en la vuelta al cole

La vuelta al cole implica muchos gastos, pero no todos son iguales: nos encontramos con muchos objetos prescindibles, otros tantos "caprichos" que habrá que evitar si queremos que nuestro bolsillo no sufra más de la cuenta... si quieres ahorrar, esto es lo que debes tener en cuenta a la hora de prepararla:

-  Comparación. El primer consejo es "la madre de los consejos": la comparación. Las diferencias entre una tienda y otra pueden ser especialmente notorias, por lo que, aunque nos pueda ralentizar el proceso de compra, hacer una buena comparación de precios será esencial si queremos ahorrar.

-  Descuentos. Parece lógico, pero en ocasiones se olvida. Estar atentos a los descuentos nos puede salvar muchos euros. Según una encuesta reciente, muchos padres hacen las compras en vacaciones porque así encuentran mayor oferta y descuentos, y es que de eso se trata: en ocasiones dejar para última hora nos hará que no encontremos ofertas como las que hay por estas fechas que incluyen tres objetos por el precio de dos, por ejemplo.

-  Internet. No todos los materiales escolares necesitan ser comprados "en persona" para comprobar la calidad, y en Internet encontraréis infinidad de ofertas y precios variados. Las libretas, por ejemplo, son iguales en todos lados... pero sus precios no. Lo mismo ocurre con lápices, bolígrafos... las nuevas tecnologías nos abren un nuevo abanico de ofertas que se pueden aprovechar.

-  Sin hijos. Hay niños que no soportan ir al supermercado, pero otros lo desean fervientemente si se trata de hacer las compras de la vuelta al cole. En este sentido, sin embargo, es aconsejable ir a comprar sin los pequeños: sus ganas de volver a clase harán que se fijen en infinidad de materiales diferentes de dudosa utilidad. Ir sin ellos ayudará a evitar caer en tentaciones y, por lo tanto, en más gastos.

-  Reutilización. A todos nos gusta estrenar cosas, pero si no se puede, no se puede. Hay infinidad de objetos que son susceptibles de usarse durante varios cursos, siempre dependiendo de si se han cuidado o no: estuches, mochilas, ropa... evitar comprar cosas que tenemos en casa supondrá un importante ahorro.

-  Inventario. Hemos hablado de reutilizar y de ir a comprar sin los niños, y todo esto se relaciona con lo siguiente: hazte tu inventario y tu lista de lo necesario. Repasa en casa si tenéis aún libretas sin usar del curso pasado, bolígrafos o lápices de colores, y apunta lo que de verdad se necesitará. Esto evitará que "piques" en otros materiales menos necesarios.

-  Libros de texto. Aunque con cambios de ciclo o de legislación (como ocurre ahora con la Lomce) es más complicado reutilizar libros de texto de amigos, hermanos o primos, esta opción es aún necesaria, pues siempre hay algún libro al que se le puede volver a dar uso. Teniendo en cuenta que los libros de texto se llevan la mayor partida del total de la factura en la vuelta al cole, ahorrarse aunque sea uno será una ayuda. Entérate de otros compañeros o amigos que hayan pasado por el curso de tu hijo y pregunta si hay alguna opción de que te los presten o, incluso, comprarlos de segunda mano.

-  Ropa. Tenga uniforme o no, lo cierto es que en muchas ocasiones necesitamos más de un objeto igual porque los niños, como niños, se manchan. En esto el mejor consejo es comprar la ropa un poco grande: no mucho como para que parezca "un saco" pero sí como para poder usarla durante más tiempo. Si los pantalones están largos, se le puede meter un poco, al igual que en el ancho o el largo de la falda, por ejemplo. Eso sí, este consejo no vale con los zapatos: expertos alertan de que comprar zapatos grandes hace daño a los pies de los pequeños.

-  Packs. Existen packs que suponen un importante ahorro: desde polos para el día a día hasta calcetines, pasando por material escolar como libretas. Normalmente su precio es inferior al de cada objeto por separado, por lo que hacerte con ellos es esencial tanto si tienes uno como si tienes más niños.

-  Ayudas y becas. Además de la beca general del Ministerio de Educación, muchas comunidades autónomas, ciudades e incluso los mismos colegios disponen de diferentes programas de ayuda destinados a diferentes gastos: libros, comedor, el transporte público... enterarte de todo ello beneficiará enormemente a tu bolsillo.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Diez consejos para preparar la vuelta al cole

- Consejos para adaptarnos a la vuelta al cole

- Las compras de la vuelta al cole, en vacaciones

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.