Escribir a mano facilita la memorización y el aprendizaje

Escribir a mano
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Llegan los exámenes y con ellos las fórmulas para "memorizar" más y mejor, es decir, comprender bien aquello que se está estudiando para pasar la prueba final. ¿Cuál es el mejor método? Pese a que existen infinidad de técnicas de estudio, hay un secreto por encima de todas: escribir a mano, pues se ha demostrado que los estudiantes que escriben a mano (y no a ordenador) recuerdan más y tienen una comprensión más profunda de la materia.

Entre los jóvenes estudiantes y universitarios es muy común una creencia que dice que es mejor tomar apuntes (y repasar) con el ordenador: el principal motivo esgrimido tiene bastante lógica, pues una vez que te acostumbras a la mecanografía la velocidad a la que se cogen las notas es mucho mayor.

De este modo, cada vez son más los estudiantes que se llevan sus ordenadores portátiles a clase y toman los apuntes con él: esto les permite ir mucho más rápido, "pillar" muchos más datos y, también, hacer varias cosas a la vez. Ahora bien, no es oro todo lo que reluce.

Mejor tomar notas a mano

Según una nueva investigación, los estudiantes que escriben sus notas en papel prenden más. A esta conclusión se ha llegado mediante un trabajo en el que los investigadores principales, Pan Mueller y Daniel Oppenheimer, convocaron a estudiantes universitarios de Estados Unidos para que tomaran notas y después analizaron su memoria para recordar detalles reales, su comprensión conceptual de la información y su capacidad para generalizar la información, según relatan en Scientific American.

De este modo, a la mitad de los estudiantes se les pidió que tomaran los apuntes con su portátil, mientras que la parte restante lo hizo a mano. "Como en otros estudios, los estudiantes que usaron ordenadores tomaron más notas", señalan desde este centro de estudios, al tiempo que se apresuran a matizar: "sin embargo, aquellos que escribieron sus notas a mano tuvieron una comprensión conceptual más fuerte y fueron más exitosos en la aplicación y la integración del material".

Procesamiento cognitivo

Es probable que, si siempre se ha pensado que era más útil escribir a ordenador, ahora uno se cuestione el por qué de este hallazgo. Según la misma revista, tomar notas a mano "requiere tipos de procesamiento cognitivo diferentes a los necesarios para tomar nota en un ordenador portátil, y estos procesos distintos tienen consecuencias en el aprendizaje".

Es decir, aunque es cierto que escribir a mano resulta en la mayoría de los casos más lento e incluso "engorroso", el trabajo que realizan los estudiantes para "escuchar, digerir y captar" lo que escuchan y, así, plasmarlo en el papel sirve a la hora de recordar aquello dicho en claro.

"Tomar notas a mano obliga al cerebro a hacer un arduo esfuerzo mental que fomenta la comprensión y la retención de crianza", resumen a modo de explicación. Esto quiere decir que "teclear" en el ordenador es una tarea por la que los estudiantes pueden registrar de forma rápida lo que están escuchando, pero no están procesando el significado de esas palabras, algo que sí hacen cuando toman notas con la mano. Algo que después se nota cuando estudian para los exámenes.

En concreto, en el estudio los investigadores pudieron comprobar que los estudiantes que tomaron notas en ordenador hicieron una transcripción prácticamente literal de lo que habían escuchado en diversas conferencias. Esto, lejos de ser positivo, se ha relacionado con una menor retención de la información de la conferencia.

"Al parecer, los estudiantes que usan 'laptops' pueden tomar notas de manera bastante irracional y repetitiva, con poco análisis o síntesis por parte del cerebro", indican al respecto, al tiempo que explican que una transcripción superficial "no promueve la comprensión significativa o la aplicación de la información".

La ventaja de los apuntes a mano

Según parece, el motivo de la ventaja de tomar apuntes a mano radica en que los estudiantes realizan un proceso de sintetizado. Por ello, los investigadores comentan que se puede "instruir" a los usuarios de ordenadores para que redacten de forma resumida en lugar de tomar nota taquigráficas; de esta forma, se aumentará su rendimiento, memoria y aprendizaje mientras toman apuntes.

Se puede pensar que esta investigación ha medido aquello que los estudiantes han memorizado a corto plazo y que en la vida real los alumnos son examinados tiempo después, por lo que aquellos con mayor cantidad de notas "juegan con ventaja". Sin embargo, tampoco en esta ocasión esta creencia es verdadera.

Los investigadores examinaron la memoria de los estudiantes con un pequeño examen una semana después de haber tomado los apuntes, y aún en este caso aquellos que tomaron notas a mano aprendieron más y mejor que los que tenían más apuntes porque los habían cogido con el ordenador.

La importancia de estos hallazgos es meridiana, pues tienen una implicación directa en el día a día de los estudiantes: tomar notas con el ordenador acaba significando que el cerebro de los alumnos no trabaja y, por lo tanto, pierde la oportunidad de facilitar el aprendizaje y el estudio.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Cinco errores al estudiar

- Técnicas de estudio, la mejor manera de estudiar

- Cómo preparar un examen

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.