La edad mínima para tener móvil, ¿debería existir?

correo
La edad mínima para tener móvil
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Una de las preguntas que más repiten los padres cuando tienen la oportunidad de charlar con un experto sobre el uso de las nuevas tecnologías es la de ¿a qué edad es conveniente o aconsejable que mi hijo/a tenga su primer teléfono móvil?

Es cierto que en muchos hogares españoles tomar esta decisión lleva no pocos quebraderos de cabeza. La presión que ejercen los adolescentes sobre sus padres para la compra del primer teléfono móvil es muy elevada y en algunos casos hace que no se tome la decisión con suficiente criterio.

Los expertos aseguran, además, que así como los padres reconocen con más o menos claridad la conveniencia de regular las horas que pasan los nativos digitales delante de la televisión o de la consola, en el caso del teléfono móvil, somos nosotros en aras de una falsa seguridad los que hemos introducido el dispositivo en sus vidas con una cierta relajación.

El 67% de los menores tiene un smartphone

No existen recetas mágicas ni una edad ideal para disponer de un teléfono móvil. Como todo en educación tienes sus pros y sus contras y dependerá sobre todo del grado de madurez de ese niño/niña y del acompañamiento que como padres vayamos a hacer del uso del dispositivo por parte del chaval.

Según los datos de la última encuesta del Instituto Nacional de Estadística, el 67% de los menores entre 10 y 15 años tenía a finales de 2015 un teléfono móvil en propiedad.

Además si tenemos en cuenta que el 79 por ciento de la población sólo prescinde del móvil dos horas al día (sin contar horas de sueño) nos podemos hacer una idea del nivel de implantación que tiene un dispositivo por el que muchos adultos somos capaces de volver a casa si es que lo hemos olvidado.

Debate abierto en Reino Unido

Es en Reino Unido donde una encuesta ha abierto el debate sobre si debe o no existir una edad mínima para tener un móvil.

La encuesta ideada por Internet Matters revela que el 84,6 por ciento de los encuestados creen conveniente que exista esa edad mínima. El 15 % restante sin embargo, opina que no es necesario.

¿Y qué edad se plantea como idónea? Algo más del 25 por ciento de los encuestados piensa que la edad mínima debería ser la de los 10 años, que en España equivale a niños/as que cursan 4º de Educación Primaria. Si bien los 9 y 11 años también obtienen un alto porcentaje de aceptación (14% y 16 % respectivamente).

Otro de los datos que revela esta encuesta - realizada a una muestra de 1.000 padres de niños con edades comprendidas entre 8 y 11 años - es que el 82 % de ellos piensa que los móviles deberían estar prohibidos en los recreos del colegio. Como dato adicional, el 65% de los chavales entre 8 y 11 años de Reino Unido tienen un smartphone propio, y es el 23% de los padres quienes permiten que lo lleven al colegio.

Y ¿en España? ¿qué opinan los expertos?

Los expertos sitúan la edad más apropiada para la adquisición de su primer móvil en los 14 años y subrayan la importancia de que se les enseñe a gestionar el tiempo de uso del mismo.

Que un niño tenga un móvil -para tranquilidad de padres, madres - no es en sí bueno o malo. Sin embargo, recuerda la psicóloga Silvia Álava, "como padres tenemos que ser conscientes de que un teléfono no es solo un aparato para recibir llamadas sino que es un dispositivo que permite a un niño conectarse a internet. A ninguno se nos ocurriría dejar solo a un pequeño por la calle por los peligros que entraña. ¿Por qué vamos entonces a abandonarle a su suerte en las redes sociales, donde hay buenas cosas pero también mala gente?".

La tecnología es aconsejable que entre en nuestros hogares tras una previa reflexión por parte de los adultos, la decisión de comprar un primer móvil a nuestro hijo/a requiere nuestra atención.

Más que limitar o bloquear el acceso de los jóvenes a los teléfonos móviles a una edad determinada se trata más bien de ser capaces de acompañarles, explicarles cómo usarlos, en qué situaciones, cuándo deben guardarlo y desconectar o con quien deben compartir o no sus datos.

Del buen uso que hagamos nosotros de las pantallas dependerá en gran medida su interacción con las mismas.

María Zalbidea González. Autora del blog Cosiendo la brecha digital

Te puede interesar:

- Smartphone y niños, ¿a partir de qué edad?

- El primer teléfono móvil de los niños: enséñales a usarlo

Smartphone, cómo educar para un uso responsable

- Nativos digitales, una generación de hijos diferente

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.