Vacaciones en Navidad, cómo no perder el ritmo escolar

Las tareas y el ritmo no debe perderse durante las vacaciones
ISTOCK

Llegan las vacaciones, época relacionada con el descanso. Todo parece indicar que no hay que parar con las obligaciones y pensar únicamente en el ocio. Pero hay que recordar que la Navidad concluye y hay que regresar a las responsabilidades escolares. Un retorno que puede hacerse muy duro después de haberse centrado únicamente en el disfrute.

Por ello no son pocos los especialistas que recomiendan a los padres que no permitan perder el ritmo en sus hijos. Sin olvidarse de que hay que recuperar las pilas durante estas fechas, hay que mantener cierta actividad académica para evitar que el regreso a las aulas sea demasiado fuerte para los estudiantes o que se hayan olvidado ciertas nociones. El repaso es una opción muy recomendable para estas fiestas.

Cómo evitar perder el ritmo

Estos son algunos consejos para evitar perder el ritmo durante las vacaciones navideñas:

- Descansar la mente. Aunque parezca una ironía, durante los primeros días de las vacaciones hay que descansar la mente. Han sido muchos los días dedicación a los estudios durante el curso, por ello, reposar y recuperar fuerzas al principio de las vacaciones es imprescindible.

- Mantener el ambiente. Navidad es sinónimo de fiestas y de ocio. Pero el lugar de estudio no debe alterarse. El santuario donde el alumno hace tareas y repasa debe mantenerse. Ruidos, distracciones y cualquier cosa que altere el ritmo de los más pequeños debe ser erradicada.

- Crear y cumplir una agenda. Nada mejor para no fallar que planificarse. ¿Qué días se trabajarán? ¿Cuáles se descansarán? Exponerlos en el calendario y cumplir con los mismos es imprescindible.

- No pretender abarcarlo todo. Para aprovechar nada mejor que enfocarse en una materia cada día. Es mejor dedicar una jornada al repaso de una asignatura en concreto que pretender abarcarlo todo en la misma.

- Divertirse y aprender. Hay múltiples formas de aprender, desde el estudio tradicional, hasta ver una película en versión original subtitulada. Encontrar una manera de recibir enseñanzas mientras se disfruta es una fantástica opción.

Beneficios de las tareas en vacaciones

¿Tareas sí? ¿Tareas no? Son muchos los detractores y otros tantos lo que recomiendan hacer deberes en este periodo. Estos son los argumentos de aquellos que apuestan por no perder el rimo en estas fechas, como Cecilia Collantes Pérez, Psicopedagoga en Hadi Psicología:

- Pueden ayudar a consolidar los contenidos abordados en clase, favoreciendo la generalización de los aprendizajes.

- Así como hemos señalado que podrían fomentar la competitividad, bien enfocados motivan y promueven valores positivos.

- Facilitan una rutina de trabajo fuera del cole. Que los niños y jóvenes desarrollen hábitos adecuados es algo fundamental.

- Podemos verlos como una ocasión para facilitar la comunicación e interacción entre padres/hijos y demás miembros de la familia.

- Generan autonomía en los alumnos.

Damián Montero

Te puede interesar:

Ayudarle a hacer los deberes no es ayudarle

España, quinto país que pone más deberes

- Piden la racionalización de los deberes

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.