La doula disminuye el riesgo de depresión posparto

    
La doula reduce el riesgo de depresión posparto
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Últimamente se ha puesto de moda el papel de las doulas por su labor fundamental en dar información, soporte, tanto físico como emocional, y confianza durante el parto y el puerperio. Las doulas son mujeres que acompañan a otras mujeres durante el camino a la maternidad.

No se debe confundir el papel de las doulas con el de las matronas, ya que no tienen preparación académica específica. Su formación abarca conocimientos sobre fisiología del embarazo, parto y puerperio, de puericultura, lactancia, educación prenatal, psicología e inteligencia emocional, entre otras.

Los sentimientos contradictorios de la maternidad

En general, hoy en día las mujeres se enfrentan a la maternidad sin referentes cercanos, dentro de una sociedad en que la maternidad está superficializada. A menudo, el único referente con el que cuentan las mujeres son las propias madres o las revistas especializadas, en las que se suele ofrecer una imagen más idílica. Sin embargo, se pasan por alto sentimientos profundos y reales como la tristeza posparto o la depresión posparto cuando acaban de tener a su bebé.

No se debe olvidar que el embarazo produce otros muchos sentimientos contradictorios: por un lado, la inmensa alegría que supone la noticia del embarazo, lleva asociada otros sentimientos de temor, de inseguridad respecto al momento, a la capacidad de salir adelante, frustraciones por partos que no resultaron tan emotivos como se esperaba, lactancias difíciles o fracasadas, y en general, desconcierto por sentimientos presentes, pero que parecen absolutamente ajenos a lo que nos enseña la sociedad.

Las doulas surgen, junto con otros grupos de apoyo (grupos de lactancia, sobre todo), para retomar esta red de apoyo entre mujeres, recuperar la realidad de la maternidad como crisis vital en la vida de una mujer, y recuperar el espacio y posición que les corresponde. Ellas serán las encargadas de velar por el bienestar de la madre y consiguiendo una reducción de los niveles de ansiedad que ayuda a disminuir el riesgo de depresión posparto, una mayor probabilidad de una lactancia exitosa y la generación de un vínculo más sólido entre mamá y bebé.

Sheila Tabernero. Autora del Blog de una embarazada, que ya es mamá 

Te puede interesar:

- La tristeza posparto

- Depresión posparto, qué es y cómo se trata

- Tomar la placenta no protege de la depresión postparto

- Efectos de la depresión materna en el bebé

- La doula disminuye el riesgo de depresión posparto

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.