Actualizado 10/12/2013 12:32 CET

El parto en casa fue elegido por entre 7 y 10 mujeres en La Rioja durante 2010

LOGROÑO, 9 Abril

El Mapa del Parto en España, con datos de 2010 y hecho por Educacer con datos del Instituto Nacional de Estadística, desvela que entre siete y diez partos se produjeron en La Rioja en el hogar a elección de la madre; esto representa el 0,25 del total.

La cifra, tal y como ha explicado el responsable del Área de Proyectos, Fidel Romero, es una aproximación estadística dado que el INE sólo refleja dónde se ha producido el parto, pero no si ha sido por accidente o hacerlo en casa es un acto programado.

Así, aunque fueron diez los bebés que nacieron en el hogar la "experiencia con otras provincias" y la estadística hacen "razonable" entender que la cifra se sitúa entre siete y diez.

Para que el parto pueda desarrollarse en casa es necesario "que sea normal". Dicho esto, que una mujer elija el parto en su propio hogar le permite, en palabras de Romero, "evitar que el parto sea un acto médico y convertirlo en una experiencia humana". "La experiencia es la sensación de empoderamiento, de valoración de la vivencia, de la experiencia personal", ha relatado.

En cuanto a si es seguro, se trata de un tema "estrella". "Lo que sabemos lo sabemos en base a estudios internacionales; y los grandes estudios que se han hecho en los cuatro últimos años confirman que es más seguro para la madre e igual de seguro para el bebé", ha indicado al tiempo que ha señalado que "es un tema que levanta polémica, en parte interesada".

Así, en 2010 salió un estudio en Norteamérica en el cual se decía que generan el doble de mortalidad neonatal, pero incluía los partos "no asistidos por profesionales" (que ocurren en casa accidentalmente) y, el propio estudio, "confiesa que, cuando sólo se consideraban los asistidos, los resultados infantiles eran idénticos y los de la madre eran mejores".

MAPA DEL PARTO

El promedio para toda España de partos planificados en casa sobre el total de partos estuvo, en 2010, en torno al 0,17 por ciento (aproximadamente uno de cada seiscientos).

En el cálculo por comunidades autónomas se aprecian diferencias importantes. Así, en Navarra se registra el porcentaje más alto con uno de cada 250 partos, cifra muy similar a la Cataluña. Los porcentajes más bajos se dan en Galicia y Castilla la Mancha, donde de cada 1.500 partos apenas uno es planificado en el domicilio.

"Todas estas cifras están todavía muy lejos de las recogidas en otros países como Inglaterra donde, a diferencia de España, el parto asistido en casa se plantea como una posibilidad más dentro del Sistema Nacional de Salud", señala el estudio.

Existen, desde hace "quince años", iniciativas en España que intentan recoger firmas para que Sistema de Salud incluya el parto en casa. A este respecto, Romero señala que, si un parto en hospital cuesta 1.500 euros (3.000 si es cesarea), el del hogar se encuentra en 1.600 euros (incluye una ginecóloga y una doula de guardia desde la semana 38 a espera del parto, a través de Educacer).

POSIBILIDADES EN LA RIOJA

Según Romero, para que un parto pueda desarrollarse en casa es necesaria una matrona (o un ginecólogo, pero "no es necesario, la matrona tiene los conocimiento necesarios") y "es bueno que haya una doula". Ésta última recupera una figura ancestral y se encarga de dar apoyo emocional a la mujer (también en el embarazo y el post-parto).

En La Rioja, Centro Raiz ha organizado recientemente un Curso de Acompañamiento al Parto para matronas y médicos. "Debido a que la inmensa mayoría de los partos que asistimos son atendidos en un medio hospitalario, nos resulta difícil dar el salto al acompañamiento de partos en casa sin la tecnología a la que estamos acostumbradas", explicaba el folleto.

El curso fue seguido por once personas, la mayoría residentes y, también, matronas, incluso de otras comunidades. El estudio de Educacer se basa en que "no existe" personal que se "ofrezca" para atender este tipo de partos en La Rioja, aunque, en palabras de María Merino, de la asociación 'El Parto es nuestro', "la que quiere parir en casa lo encuentra". Tanto Romero como Merino coinciden en que lo hacen con "el boca a boca".