Para aprobar hay que dormir


Para aprobar hay que estudiar.jpg

Ojeras, mucho café, la mesa atiborrada de apuntes Muchos son los estudiantes que pasan las noches en vela antes del día del examen. Los días de verano se han pasado y ahora son muchos los que sienten la presión al dejar el estudio para el último momento. Esta actitud de restar horas de sueño no sólo no ayuda, sino que empeora los resultados académicos.

No importa la edad que se tenga, seguro que has estado noches sin dormir para preparar un examen o terminar un trabajo. Lamentablemente este comportamiento produce estrés que hace que, no solo los conocimientos no se fijen, sino que hay mayores posibilidades de rendir mal al día siguiente.

Dormir ayuda de cara a los exámenes

Un estudio realizado por la Universidad de California (UCLA) asegura que aunque las noches sin dormir puedan parecer necesarias, tienen un coste en los resultados. La investigación se llevó a cabo durante 14 días, en diferentes institutos de Los Ángeles, California, a un total de 535 estudiantes que expusieron cuánto dormían y estudiaban y descubrieron que aquellos que habían dedicado más horas al estudio y menos a dormir tenían peores calificaciones académicas.

Dormir es necesario antes del examen

Dormir nos ayuda a recuperarnos fisiológicamente a nivel corporal y a que el cerebro descanse. Quitar horas de sueño es más dañino para el cerebro que para el cuerpo. El cerebro es el principal objetivo de nuestro descanso. El sueño es fundamental para consolidar el aprendizaje del día. Si se sigue estudiando sin descansar un par de horas, el cerebro no podrá procesar y organizar la información que ha obtenido y esto llevará al olvido de todos los contenidos.

Recomendaciones a la hora de dormir y estudiar

Si tu objetivo es sacar buenas notas y sobrevivir a los exámenes, toma nota:

- Los especialistas recomiendan dormir entre 7 y 8 horas, así el cerebro tiene un respiro entre tantos apuntes y no está la persona expuesta a situaciones de irascibilidad e irritación por la falta de éste.

- El día anterior al examen es mejor repasar, estudiar intensivamente las horas previas a la prueba aumenta la ansiedad, bloquea la mente y dificulta el aprender más temas.

Noelia de Santiago Monteserín

Te puede interesar:

- Aprobar un examen: cómo prepararlo

- Cómo superar la ansiedad en los exámenes

- Guía práctica para sobrevivir a los exámenes

- Exámenes: consejos para la noche anterior

- Cómo superar el estrés ante los exámenes

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.