Actualizado 28/12/2021 10:38 CET

Alopecia femenina, una patología silenciada

¿Por Qué Se Nos Cae El Pelo A Las Mujeres? Remedios Para Evitarlo
¿Por qué se nos cae el pelo a las mujeres? Consejos para evitarlo - ISTOCK

La caída del pelo es un problema capilar que afecta tanto a hombres como a mujeres. Para ellos la situación es más común, hasta el punto de que existe una industria sanitaria altamente evolucionada para tratar esos episodios.

En cambio, en ellas la incidencia es menor pero con un efecto más negativo, pues en muchos casos afecta en mayor grado a su autoestima y su estado anímico. La percepción de una mujer con problemas capilares sigue estando muy asociada a los estereotipos de género y de belleza.

Si para ellos, los hombres, uno de los pocos fenómenos que les hacen perder la autoestima y cierta imagen de triunfo social es la alopecia, en ellas influyen también más aspectos sobre su imagen física, como la piel de naranja, la celulitis, el tamaño del pecho, el sobrepeso.

¿Cuáles son los problemas capilares más frecuentes en mujeres?

La pérdida de pelo y la falta de densidad capilar son patologías o situaciones que afectan mucho a las mujeres en cuanto a la salud de su cabello. Estos dos motivos son las principales razones de consulta a especialistas en salud, junto con la alopecia areata.

Estos problemas pueden ser síntomas de efluvio telógeno y alopecia androgenética. De hecho, cuando el principal síntoma es la caída del cabello, lo más probable es que se esté experimentando un episodio de efluvio telógeno; pero si lo que ocurre es pérdida de densidad y afinamiento del tallo piloso, la problemática guarda relación con la alopecia androgenética femenina.

El primero, el efluvio telógeno, es un tipo de alopecia muy frecuente que conlleva la pérdida de una importante cantidad de cabello, principalmente en otoño y primavera. También puede producirse ante algunas etapas vitales: después de una cirugía, en el posparto, tras problemas traumáticos o después de una situación muy estresante.

Todos estos procesos afectan al ciclo vital de los folículos, de manera que muchos de estos acaban cayendo de manera prematura y repentina, sin posibilidad de regenerar la situación. Los dermatólogos señalan que es lo que ocurre es una caída aumentada concentrada en pocos meses, no más de seis habitualmente, de un mayor número de tallos pilosos que puede ser muy alarmante.

La alopecia androgenética se produce por una sensibildad aumentada de la raíz del folículo piloso a la hormona testosterona. La consecuencia es un afinamiento progresivo de los folículos hasta el punto de que alcanzan el grosor del vello corporal y no alcanzan la densidad capilar que deberían.

Las mujeres que sufren estos problemas cuentan con zonas claras o calvas en el cuero cabelludo, localizadas principalmente en el área frontal, la coronilla y a los dos lados de la raya si esta se marca en el centro.

¿Qué es la alopecia areata?

Entre los tipos de alopecia que afectan a las mujeres se encuentra también la denominada areata. Este proceso se da igualmente en hombres y está vinculado a situaciones autoinmunes, es decir, cuando las defensas del propio organismo atacan a la raíz del pelo provocando que este caiga y no vuelva a crecer hasta pasado un lapso suficiente de tiempo.

La alopecia areata en mujeres está muy vinculada a fenómenos de estrés, hábitos de vida muy aceleradas y situaciones en las que no se mantiene el control suficiente y sobrepasan la capacidad de control.

A su vez, existen varias formas de alopecia areata, si bien la más frecuente es la aparición de áreas sin pelo ovaladas en el cuero cabelludo de forma aislada. En los casos más graves, esta patología puede ocasionar una pérdida de cabello generalizada. Cuando ocurre eso se denomina alopecia areata total, que puede llevar incluso a la pérdida del vello en las cejas, las pestañas y el cuerpo.

El diagnóstico de este tipo de pérdida de cabello se realiza de manera clínica, con exploraciones médicas y la puesta en marcha de sistemas como la tricoscopia digital. Otra recomendación es solicitar estudios del tiroides, pues a menudo el hipotiroidismo es el proceso autoinmune que causa esta enfermedad.

¿Cómo determinar el tipo de alopecia y el tratamiento más conveniente para cada caso?

De todos los tipos de alopecia posibles, en especial los que afectan a las mujeres, el efluvio telógeno es el menos preocupante. De hecho, prácticamente todas las mujeres han pasado en alguna ocasión por esta situación. Los especialistas en dermatología recomiendan poner el caso en manos de profesionales especializados en regeneración capilar para descartar otras causas de caída capilar acelerada.

En Clínica IMD son expertos en el diagnóstico de todos estos problemas y cuentan con profesionales y los mejores medios para diagnosticar cada caso. La alopecia areata es la más preocupante, pues hasta el momento no existe un tratamiento curativo efectivo, sino simplemente tratamientos que son capaces de frenar la caída y hacer que el cabello vuelva a crecer.

Lo habitual es acudir a tratamiento farmacológico con microinyecciones de tramcinolona, la prescripción de corticoidoes orales, el uso de inmunosupresores clásicos o la inmunoterapia tópica con difenciprona.

Marina Berrio

Te puede interesar: 

- 6 consejos para evitar la caída del cabello

- Tricotilmanía, ¿qué hacer cuando se arranca el pelo?

- 6 consejos para un cabello bonito

Contador