Una dieta de 1.800 calorías es lo recomendable para madres lactantes según la AEP

La AEP  recomiendan una dieta de al menos 1.800 calorías a madres lactantes
Foto: ISTOCK Ampliar foto

La maternidad es un momento especial. Criar a esa persona que se ha llevado durante nueve meses en el vientre y ver cómo crece es simplemente espectacular y deja en las madres una buena sensación. Ahora bien, este proceso de crianza también entraña numerosas preguntas que hacen dudar a las mujeres si realmente están haciendo bien su trabajo y están atendiendo a los pequeños de una forma correcta.

Una de las preguntas que se formulan las madres es qué tipo de dieta que deben llevar mientras les estén dando el pecho a sus niños para que tanto ella como los más pequeños estén alimentados de forma adecuada. Desde la Asociación Española de Pediatría Española, AEP, se recomienda a las madres que no lleven una dieta por debajo de las 1.800 calorías y que esta alimentación también incluya mucha agua.

Nunca menos de 1.800 calorías

La AEP es clara al respecto: la dieta de una madre lactante nunca debe estar por debajo de las 1.800 calorías ya que una menor cantidad podría suponer la aparición de fatiga en las mujeres e incluso una reducción en la cantidad de leche que puede producir una madre. De hecho este organismo incluso explica que el consumo calórico de las madres que dan el pecho es bastante mayor.

De hecho la AEP recomienda un consumo de ente 2.300 y 2.500 calorías a las madres lactantes, y de entre 2.600 y 3.000 si son gemelos. Estas cifras responden a las necesidades nutricionales que tiene el cuerpo de la madre durante la lactancia y que hacen que la mujer tenga que tomar más nutrientes que en cualquier otro momento de su vida ya que la leche producida durante los primeros cuatro meses supone consumo energético similar al gasto total de la gestación.

¿Qué debe contener esta dieta?

Por supuesto esta dieta como todas las demás debe estar compuesta por una alimentación variada y no estar compuesta por muchos platos de un mismo alimento. Tampoco debe faltar en esta alimentación el agua, que se convierte en un elemento más imprescindible aún para la madre lactante. En este sentido, también se recomienda nutrientes con un alto contenido en agua para compensar el líquido que se pierde al producir la leche materna.

En cuanto a las ingestas de alimentos, AEP recomienda hacer por lo menos cinco comidas al día en donde el alcohol está totalmente prohibido. Este organismo también recomienda evitar en la medida de lo posible el café y otros alimentos con un alto nivel de excitantes.

Del mismo modo este organismo recuerda a las madres vegetarianas que den el pecho a sus hijos la necesidad de tomar un aporte extra de vitamina B12 puesto que la falta de este componente en la leche materna puede producir daños neurológicos en el niño. Al mismo tiempo la AEP prohíbe totalmente la pérdida de peso a través de la reducción de la ingesta de alimentos. Los pediatras vuelven a recordar en este punto la importancia de no bajar nunca de las 1.800 calorías y si se quiere reducir algunos kilos, lo mejor es combinar una dieta saludable con ejercicio físico.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La lactancia materna vale la pena

- 3 claves de la lactancia materna

- Lactancia materna y vuelta al trabajo

- Cómo evitar la mastitis durante la lactancia materna  

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.