Trucos de belleza para estar más guapa este otoño

Más guapa en otoño
ISTOCK

Con la despedida del verano los días comienzan a ser más cortos, el aire más fresco y los cambios de temperatura se hacen evidentes en nuestra piel. Para que evitar rojeces en el rostro, la deshidratación propia de la época y otra serie de preocupaciones de belleza más frecuentes de esta época hay algunos fáciles y sencillos que puedes poner en marcha.

Evita las rojeces del rostro: utiliza un sérum

Con la bajada de temperaturas, la piel expuesta de forma directa es la que se ve más afectada, sobre todo, la del el rostro. Las pieles finas son las más sensibles a estos cambios de temperatura, siendo las rojeces uno de los principales síntomas.

Es fundamental conocer el motivo de estas alteraciones de la piel ya que pueden deberse a pequeñas irritaciones causadas por el frío o estar derivadas de problemas más graves de la piel, en cuyo caso será necesario acudir a médicos especialistas para dar con la solución más eficaz.

En aquellas pieles cuyas rojeces procedan de los cambios de temperatura, la rutina facial será un factor clave, ya que a través de un buena limpieza e hidratación, la piel se mantiene cuidada y protegida de los factores externos.

Además, a la hora de elegir la crema hidratante son muchos los factores a tener en cuenta, entre ellos el peso molecular. El peso molecular del producto es el encargado de crear un efecto de mecanismo de defensa en la piel frente a la flora bacteriana y los agentes ambientales. Este tipo de peso es más fácil de encontrar en los sérums específicos para pieles sensibles y maduras, ambas con una alta necesidad de hidratación.

Extra de luminosidad sobre pieles apagadas: vitamina C

Cuidados de la piel en otoño

Con la llegada del otoño, la piel tiende a aparecer apagada y sin luz, por eso una buena dosis de vitamina C activará tu rostro, consiguiendo una piel nutrida, uniforme y luminosa. Este tipo de tratamientos específicos están especialmente indicados para pieles mates y deshidratadas, así como pieles quebradizas por los cambios de temperatura. Recurrir a tratamientos específicos te ayudarán a recuperar la luminosidad natural del rostro.

Signos de cansancio: ácido hialurónico

Otoño es sinónimo de vuelta a la rutina y al estrés del día a día, algo que se manifiesta rápidamente en la cara. Una buena rutina de noche ayudará a que cada mañana el rostro amanezca descansado, independientemente de las horas de sueño totales. Una vez más, la hidratación y, sobre todo, la nutrición de la piel es el paso más importante.

A la hora de elegir una hidratante de noche deberás tener en cuenta características como la textura, el olor y la composición, relacionado siempre con los resultados que desees alcanzar. Si tu preocupación es la aparición de los signos de edad, el ácido hialurónico no puede faltar en tu cosmética.

Mayor hidratación: aceite seco

De igual modo, si lo que buscas con tu rutina de noche es un extra de hidratación lo mejor es que añadas un aceite seco a tu rutina. Este, puedes usarlo como sustituto a tu hidratante de noche o bien de forma complementaria, añadiendo unas gotas sobre este antes de aplicarla sobre la piel de forma directa.

El otoño es una de las épocas más duras para la piel ya que el cambio de temperatura es más brusco que en cualquier otra época del año, pero a través de unos buenos hábitos es fácil combatir los efectos nocivos de estos cambios ambientales.

Carmen Díaz. Directora del centro de estética Germaine Goya.

Te puede interesar:

Petequias, manchas rojas en la piel

- Manchas en la cara, ¿cómo disimularlas?

Cuida tu piel en invierno: cómo prevenir el envejecimiento prematuro

- Cinco grandes errores en los cuidados de la piel de la mujer

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.