Actualizado 10/06/2017 9:10:26 +00:00 CET

Mitos nutritivos populares pero sin base científica

¿La Compa, Con Gluten O Sin Él?
ISTOCK

El boca a boca es un método efectivo para expandir una noticia o una creencia. Sin embargo, también es un método peligroso porque en muchas ocasiones lo que se dice puede tener un origen incierto. Muchos mitos circulan en la actualidad que no responden a una base científica y hacen que se creen hábitos que responden a mitos sin lógica alguna.

En el terreno de la nutrición existen varios mitos que han perdurado a lo largo de los años y otros que han aparecido en los últimos años. Desde el Colegio de Nutricionistas de Cataluña se advierte de la creciente rumorología en torno al gluten, un ingrediente que está siendo víctima de consejos de falsos por parte de algunos "expertos" que recomiendan una dieta sin este producto ofreciendo información errónea.

Mitos del gluten

Tal y como explica Nancy Babio, presidente de este colegio de nutricionistas, en los últimos tiempos se ha expandido el rumor de que una dieta sin gluten es muy beneficiosa para las personas. En concreto, señalan tres mitos sobre este ingrediente que hacen creer a las personas que eliminar este producto de su dieta los favorecerá:

Los productos elaborados son bajos en calorías. Falso, de hecho estos productos tienen más calorías que los que contienen gluten. Estos alimentos presentan más grasas, más azúcares y más sal para conseguir palatabilidad, es decir gusto y sabor agradables. Estos tres ingredientes empeoran la calidad de una dieta favoreciendo a largo plazo enfermedades crónicas.

Los productos sin gluten contribuyen a la pérdida de peso. Este colegio de nutricionistas menciona otros estudios que advierten de que las personas que toman alimentos sin gluten, niños y adultos, no pierden peso, sino que incluso ganan peso porque les mejora su absorción.

Una dieta sin gluten es equilibrada y saludable. Falso, estas dietas deben ser compensadas con el grano integral de los cereales que pueden consumir, incluyendo legumbres, frutas, verduras, frutos secos, leche, yogur, pescado, carnes blancas como cualquier otra persona que no tenga la enfermedad, evitando al máximo los productos procesados aunque la etiqueta indique que no contienen gluten.

Dieta de exclusión

Desde el Colegio de Nutricionistas de Cataluña se advierte que cualquier dieta que aconseje a una persona excluir un alimento ya es peligrosa. Si no es por motivos de intolerancia o alergia, cualquier producto deben mantenerse en el menú de una persona. En este caso, apostar por eliminar el gluten de la mesa sin una enfermedad celiaca es "imprudente e innecesario".

En concreto, Nancy Babio, señala que es imprudente porque "las personas suelen consumir productos procesados sin gluten, los cuales además de ser más caros, suelen llevar más azúcares añadidos y grasas que no siempre son saludables. Innecesario, porque es como si una persona con la vista en buen estado usara las gafas graduadas de un miope".

Además, Babio señala otros beneficios del gluten: reduce los triglicéridos, el ácido úrico y es beneficioso para la presión arterial. En este punto, el presidente de este colegio advierte del creciente número de rumores emitidos por 'pseudoespecialistas' que hablan de materias que no conocen: "sobre dietas y alimentos todo el mundo opina y es alarmante algunas declaraciones hechas por pseudoespecialistas que hablan sobre materias que no conocen y que confunden a la población o, lo que es peor, inducen a conductas y hábitos contrarios a la salud".

Damián Montero

Te puede interesar:

- 10 falsos mitos de la alimentación

- 10 recomendaciones de la Dieta Mediterránea

- Alimentación y redimiento escolar: 5 claves

- Las dietas vegetarianas en los niños