Comer fuera de casa: 9 sencillos trucos para no perder la línea

9 Trucos Para Mantener La Línea Al Comer
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Las altas temperaturas y el ambiente alegre y festivo que acompañan al verano hacen que aumente el número de comidas realizadas fuera de casa y en España, más que en ningún sitio. Según los datos de Eurostat, los españoles son los europeos que más salen de restaurantes. Pero, ¿es posible comer fuera de casa y hacerlo de una forma sana y equilibrada? Te ofrecemos 9 sencillos trucos para no perder la línea.

Más de la mitad de los españoles tienen un Índice de Masa Corporal superior a 25, lo que se traduce en sobrepeso. Pero, el problema no es solo una cuestión de kilos, sino que las personas que padecen sobrepeso u obesidad tienen una tendencia mayor a sufrir diabetes, enfermedades cardiovasculares, determinados tipo de cáncer y otras enfermedades.

La Dra. Pilar Riobó Serván, en su libro ¿Por qué no puedo adelgazar? explica: "estar a dieta no quiere decir que no se pueda comer fuera de casa: ¿acaso no hay ensaladas, verduras, carnes a la parrilla, o fruta donde se va a comer?". A día de hoy, muchos restaurantes presentan una gran variedad de platos sanos y equilibrados. El problema está, según la Dra. Riobó, en los extras que se pidan y en el tipo de plato que se elija. Elegir entre comidas fritas o a la plancha o entre un postre calórico o saludable es algo que está en nuestras manos.

9 trucos para comer sano fuera de casa

9 trucos para no perder la línea

1. Pequeñas variaciones en el menú

Se trata de adaptar el menú a tus necesidades y hacerlo más saludable. Por ejemplo, si lo que ofrece la carta es un plato frito, se puede sustituir por uno a la plancha o uno asado o sustituir las guarniciones de patatas fritas por ensaladas o vegetales. Los primeros platos suelen contener menos calorías y grasas que los segundos, por lo que son más recomendables

2. No repetir
La clave de llevar un orden en las comidas y no sobrepasarse no es dejar de comer, sino comer la cantidad adecuada y no hacerlo con exceso.

3. Compensar con ejercicio y comida saludable
Pero comer fuera no significa optar por aquello de la carta que sea menos apetecible o estar sin comer todo el día para reservarnos. El truco está en comer algo que nos guste teniendo en cuenta qué es lo más o menos saludable y compensar durante el resto del día con platos sanos y equilibrados. Además, resulta muy recomendable combinarlo con alguna sesión de ejercicio, ya que este quema calorías y controla el hambre.

4. No renunciar al postre
Comer lo que se quiera durante la comida y luego renunciar al postre no tiene ningún efecto positivo, pues esta práctica llevará a un posterior picoteo al llegar a casa, aumentando así la cantidad de calorías ingeridas. Es recomendable pedir una ensalada de primero, un plato principal a continuación combinado con una cantidad adecuada de agua y terminar con un postre. Si este tiene muchas calorías es mejor compartirlo.
Frutas, sorbetes y lácteos pueden ser opciones de postres ligeros, saludables y refrescantes para estas fechas veraniegas.

5. No picar en los entrantes
En los restaurantes suele ser muy frecuente traer algo de aperitivo como aceitunas, pan o patatas. Conviene rechazarlo y esperarse a que llegue la comida, pues el "picoteo" hace que aumentemos en gran medida el número de calorías casi sin darnos cuenta.

6. No llegar a la comida con mucha hambre
Para eso es fundamental realizar cinco comidas al día. Presta especial cuidado a los tentempiés de media mañana y a la merienda para la que puedes optar por una fruta, un yogur, un pequeño bocadillo ligero o una infusión.

7. No excederse con las bebidas
Al llegar al establecimiento suele ser frecuente llegar con sed y pedir una bebida o un refresco con alcohol. Es preferible que calmar la sed con agua y luego si te apetece pedir otra cosa.

8. Cuidado con las salsas
Si pides un plato que contiene salsa, pide que te la sirvan aparte. Opta preferiblemente por aquellas que estén hechas de tomate y vegetales en vez de las que contengan leche o nata. Para los aliños se recomienda el uso de aceite de oliva.

9. Controlar las visitas a restaurantes buffet y autoservicio
Al llegar a un restaurante de estas características, con tanta comida puesta a la vista, resulta muy difícil rechazar la tentación de llenar el plato y querer probar todo.

María Redondo

Te puede interesar: 

- Las claves de una dieta saludable

- Comer sano también en vacaciones

- Calendario de frutas y verduras de temporada

- Hidratación en verano: qué beber para refrescarnos

- Un tipo de dieta para cada grupo sanguíneo

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.