5 razones para fomentar las cenas familiares

Beneficios de cenar en familia
Foto: THINSTOCK Ampliar foto

Existe un poder en la comida que une a las personas. Esto es lo que ha dejado claro un estudio reciente publicado en el Journal of Physiology and Behavior, en el que los científicos encontraron que las personas que comen juntas tienden a llevarse mejor. El estudio señala que cuando las familias discuten durante las comidas, las personas son más propensas a sentir de forma más amable, escuchar, hacer elogios y sumarse en compromisos.

Los participantes dijeron que comer en familia de manera continua fomentaba un sentir más cálido y simpático hacia los problemas.

Esta investigación tiene implicaciones para la familia moderna y actual, ya que en el ajetreado mundo de hoy, donde los miembros pasan de una actividad a otra, las comidas familiares fácilmente se puede descuidar.

5 razones para fomentar las cenas familiares

No es fácil reunir a las tropas y conseguir reunir a toda una familia para cenar o comer juntos, pero hacer el esfuerzo puede cosechar muchos beneficios. Estos son los 5 beneficios principales:

1. Mejoran la comunicación en familia. Cuando un niño crece y pasa de la etapa de niño a adolescente, la comunicación entre padres e hijos se puede torcer. La investigación de LiveScience encontró que los niños que con frecuencia cenan con mamá y papá, en sexto de Primaria tuvieron mejores hábitos de comunicación con sus padres durante los próximos tres años y medio que los niños que no lo hicieron. Y es que hablar con los hijos no tiene que ser difícil. Pídeles que cuenten durante la cena todo lo que les ha pasado durante el día. ¿Cuál fue la mejor o la peor parte? Pídeles que te cuenten por qué están deseando que llegue el fin de semana. Y date tiempo para escuchar.

2. Fomentan la alimentación saludable. Planificar, preparar y comer en familia permite a los padres controlar la nutrición de sus hijos. Los niños que comen regularmente en casa recibirán una dosis saludable de frutas, verduras y alimentos esenciales, menos alimentos fritos y bebidas cargadas de azúcar. La investigación adicional indica que los adolescentes y jóvenes que normalmente cenan con sus familiares tienen menos probabilidades de ser obesos cuando se emancipan y viven por su cuenta.

3. Desarrollan la inteligencia.  ¿Quieres que su hijo sea el niño más brillante? Los investigadores han encontrado que las conversaciones que se producen durante las comidas o cenas familiares pueden aumentar el vocabulario de un niño, incluso más que leer en voz alta.
Otras investigaciones indican que los adolescentes que participan en cenas familiares regularmente tenían el doble de probabilidades de conseguir éxito en la escuela en comparación con los niños que no estaban teniendo comidas familiares regulares juntos.

4. Ahorran dineroEsto no quiere decir que nunca debe comer fuera. Sin embargo, tenemos que ser conscientes de cuánto se está gastando en comida rápida.

5.  Alivian el estrés. Para las madres que trabajan, el mejor lugar para la relajación podría ser la mesa de la cena. Según un estudio de la Universidad Brigham Young, sentarse a cenar en casa con la familia ayudó a las madres que trabajan. Encuentran alivio de la tensión y el estrés del trabajo de un día largo.

Marisol Nuevo

También te puede interesar:

- Sentarse en la mesa para comer juntos

- Comer en familia

- 10 falsos mitos de la alimentación

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.