El plato más saludable según Harvard para mejorar la alimentación

Harvard da estos consejos para preparar el menú familiar
ISTOCK

Somos lo que comemos. A nadie se le escapa que lo que se pone en la mesa termina afectando de un modo u otro a nuestro organismo, por ello velar por la calidad del menú familiar es imprescindible. Un asunto en el que incluso la Universidad de Harvard ha tomado partida para recomendar a las familias una serie de consejos con las que mejorar la calidad de su dieta.

"El Plato para Comer Saludable" es la iniciativa de la Escuela de Salud Pública de Harvard y los editores en Publicaciones de Salud de Harvard para mejorar la dieta de las familias. Una guía con consejos sobre cómo deben ser las comidas y qué deben componer los platos, así como la frecuencia en la que se deben comer.

Lo que no debe faltar en tu plato, según Harvard

Harvard identifica un grupo de alimentos que no deben faltar en la dieta de cualquier hogar. Por un lado destaca la importancia de usar aceites saludables, como el de oliva, para aderezar ensaladas y cocinar. Se desaconseja el uso de mantequillas y grasas trans para la preparación de platos ya que a la larga se favorece la obstrucción de arterias y el aumento del colesterol malo.

Vegetales, frutas y legumbres deben ser un invitado habitual en el menú de las personas y ha de tenerse en cuenta el modo de preparación. Un ejemplo es el uso de la patata como acompañante del plato principal, si se opta por este tubérculo, siempre mejor cocida o al horno que frita. Una recomendación que se extiende al resto de alimentos, siempre mejor a la parrilla o hervidos que pasados por la freidora.

Los Incluir el pescado en la dieta de los niños mejora su calidad de sueñono deben olvidarse en las comidas y deben estar presentes ya sea en forma de pan o de arroz. Los productos integrales son los más recomendables en este sentido. Los granos refinados deberán ser apartados de la dieta habitual, de este modo se incluirá una dosis de fibra en la dieta que favorecerá la flora intestinal y hará más ligeras las digestiones.

Harvard recomienda estas cantidades de los platos

Del mismo modo, Harvard recomienda la presencia de estos alimentos en las
siguientes cantidades:

- Vegetales y frutas, medio plato. Recordar variar el tipo de verduras y que el verde sea el más habitual. Las patatas no cuentan como verduras y mucho menos si están fritas.

- Grano integral, un cuarto del plato. Estos productos cuentan con un efecto más moderado en la azúcar en la sangre y la insulina que el pan blanco, arroz blanco, y otros granos refinados.

- Proteínas, un cuarto del plato. Las proteínas están presentes en pescados y carnes, pero no hay que olvidarse de aquellas que proceden de las legumbres. Si se opta por la carne, hay que limitar aquellas más grasas o que se cocinen fritas.

- Agua, siempre presente. El agua debe ser la bebida más presente en la dieta. Refrescos azucarados deben limitarse al máximo y por la mañana si es recomendable incluir un zumo natural, evitándose los jugos envasados.

- Ejercicio. Si bien no es un plato de comida, sí que debe realizarse con frecuencia. Un plato que a menudo se olvida de presentar en la mesa y que es imprescindible como cualquier otro en una dieta habitual.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Desayunar todos los días

- 10 falsos mitos de la alimentación

- 10 recomendaciones de la Dieta Mediterránea

- Alimentación y redimiento escolar: 5 claves

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.