El consumo de legumbres cae en las nuevas generaciones

El consumo de legumbres baja en las nuevas generaciones
Foto: ISTOCK Ampliar foto

La alimentación es uno de los asuntos que más se deben cuidar en casa. Los productos que componen el menú diario de una familia guardan gran relación con la salud de los miembros de un hogar. Pero, ¿se cumplen con las recomendaciones que realizan muchos nutricionistas en este terreno? ¿Tienen aseguradas las nuevas generaciones una buena alimentación?

Según la Fundación Española de Nutrición, FEN, el menú en los hogares españoles ha cambiado mucho. La tan famosa dieta mediterránea ya no es la tónica que siguen las familias de nuestro país y un ejemplo es la reducción en el consumo de productos como las legumbres, que cada vez aparecen menos en el plato de las nuevas generaciones. Por el contrario, sí que ha crecido la ingesta de otras comidas menos saludables.

Caída del 74%

Si se compara la situación actual con la de hace unas décadas, las legumbres han pasado a un segundo, e incluso tercer plano para las nuevas generaciones. Poniendo de igual a igual el menú de una casa española hace unos años con el de una familia actual, el consumo de estos productos ha descendido en un 74%.

Así queda recogido en el Estudio Anibes que ha realizado FEN en este 2017. En la actualidad los niños consumen una media de 12,2 gramos de legumbres diarios y los adolescentes 12,1 gramos. Unos datos que dejan lejos los 41 gramos que se comían por día y persona hace algunas décadas. Un cambio que ha empobrecido el menú de los más jóvenes en España.

Estos productos cuentan con un alto contenido en proteínas, fibra y magnesio, potasio fósforo y hierro. Además, las legumbres son una fuente de vitamina B1, al tiempo que son bajas en sodio y azúcares. Un alimento que cuenta con bastantes beneficios a nivel nutricional. Por el contrario otros artículos como la comida basura están más presentes.

Aumento de la comida basura

Si las legumbres descienden, la comida basura aumenta. Así lo indica un estudio realizado por EAE Business School. Este trabajo prevé un futuro en el que este tipo de alimentos estarán más presentes en el menú de los hogares españoles. A día de hoy el gasto en estos artículos en nuestro país es de 42,61 por persona y año.

La perspectiva para el futuro es que en los próximos años en España el consumo de comida rápida haya crecido por lo menos un 50% hasta que el gasto en estos productos sea de 2.942 millones de euros. Un aumento del consumo que se relaciona con la constante publicidad de estos productos a la que se someten los jóvenes. Así se demuestra en un estudio elaborado por la Universidad de Granada y el Hospital Universitario San Rafael de la misma ciudad. Este trabajo ha concluido que los niños españoles están "sobreexpuestos" a anuncios de televisión de alimentos poco saludables.

Para llegar a estas conclusiones los investigadores han analizado un total de 1.263 anuncios emitidos durante 256 horas de televisión generalista e infantil. Además, los autores del trabajo han evaluado los cambios que ha experimentado la televisión española entre 2007 y 2013, es decir, antes y después de que entraran en vigor las normativas (española y europea) de salud pública que regulan estos tipos de anuncios en televisión.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Bebidas para niños, ¿cuáles son las más sanas?

- Seis cucharadas de azúcar al día, el límite para los niños

- Proponen reducir en un 40% el azúcar en los refrescos para frenar la obesidad

- Cómo prevenir la obesidad infantil

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.