Los expertos auguran un mal futuro auditivo a las nuevas generaciones

Problemas auditivos
ISTOCK

Cinco son los sentidos de los que goza el ser humano, pero bastantes más son los problemas que pueden causar un deterioro de los mismos y que provocan dificultades a la hora de ver, escuchar, etc. La edad es uno de estos factores, sin embargo parece que en las nuevas generaciones la pérdida del nivel auditivo va a ir a peor en los próximos años.

De hecho, los expertos del instituto Johns Hopkins Medicine, en Baltimore aseguran que dentro de unas décadas la mayor parte de la población adulta sufrirá algún tipo de problema auditivo. También se incrementará la cantidad de personas que habrán perdido parcial o totalmente el sentido del oído.

Cambios auditivos en la próxima década

Los expertos de este centro explican que no se tardará mucho en apreciar esta degeneración auditiva. Para el año 2020 estos especialistas vaticinan que el 55% de la población adulta tendrá algún tipo de problema de oído. Pero estos datos empeorarán más conforme pasen las décadas ya que para 2060 este porcentaje aumentará hasta un 67%, y en muchas ocasiones precisarán de intervenciones quirúrgicas.

Artículo relacionado:
- Consecuencias de escuchar música demasiado alta

Esto supondrá un incremento del gasto en sanidad ya que cada vez más personas solicitarán una operación para mejorar su nivel auditivo o requerirán un tratamiento como por ejemplo un aparato que les haga escuchar mejor. ¿La solución? Empezar a cuidar desde el día de hoy este sentido y evitar la exposición a sonidos estridentes que afecten al oído.

Los especialistas de este centro explican que la cantidad de ruidos a la que se exponen los jóvenes de hoy en día no tienen punto de comparación con los de generaciones pasadas. Auriculares, altavoces en discotecas y un incremento de la cantidad de coches ha causado que el oído sufra como nunca.

Cómo preservar el oído

Ante la amenaza de perder este sentido que existe para las nuevas generaciones, es muy importante cuidar el oído de los más pequeños. Estos son algunos consejos para lograrlo:

- Reducir el número de aparatos ruidosos que funcionan al mismo tiempo.

- Bajar el volumen de los aparatos eléctricos que producen sonido.

- No abusar del uso de reproductores de música durante más de una hora al día y con un volumen por debajo del 60% del máximo posible.

- Emplear productos más silenciosos. Comparar la potencia acústica: cuanto menor sea mejor.

- No exponerse a ruidos fuertes o a uso de auriculares a todo volumen.

- Tener especial cuidado con los oídos cuando se presenten catarros, gripes o infecciones, que a la larga pueden causar pérdida auditiva.

- Secarse los oídos después de cada baño, para evitar la humedad en el conducto auditivo y a su vez, la posible infección por hongos.

- A la hora de practicar natación, usar tapones a medida para protegerse de la humedad en el conducto auditivo externo.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Estimulación auditiva en bebés

- La música en los niños mejora el oído

- Aprende a concentrarte: cómo lograr prestar más atención

- La otitis infantil, el dolor de oídos

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.