Actualizado 18/09/2020 11:06 CET

Una escapada a Córdoba, la ciudad de los Omeyas

Córdoba, puente sobre el Guadalquivir
Córdoba, puente sobre el Guadalquivir - ISTOCK - Archivo

Si todo el Patrimonio artístico presente en Andalucía es una amalgama de estilos y culturas diferentes, en Córdoba esta característica se eleva a la máxima expresión, no sólo en su principal emblema, la Mezquita, sino en el aspecto de sus callejuelas y tabernas.

Tras la desbandada casi oficial de julio y agosto, meses en los que el calor merma su atractivo y su actividad, Córdoba renace con la llegada del otoño, y con ella lo hace el turismo. Las ventajas del AVE y la accesibilidad de una ciudad en buena parte organizada para comodidad de sus visitantes, son dos de los factores que hacen de Córdoba un destino muy propicio para pasar un fin de semana con toda la familia.

Adentrarse en su casco histórico, con el barrio de la Judería y la Mezquita como principales símbolos, equivale a recorrer la historia de España y de sus costumbres. No en vano, Córdoba fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y es uno de los puntos clave de los mapas artísticos y turísticos mundiales.

La belleza de la Aljama

La belleza de la Mezquita de Córdoba convertida en Catedral

Sólo por contemplar la Mezquita merece la pena lanzarse a realizar este viaje. Su monumental fachada y su alminar son dignos de admiración. Lo mismo ocurre con su interior, un auténtico laberinto de arcos y columnas que asombra y apabulla al tiempo. Cada rincón y cada panorámica constituyen un descubrimiento artístico, pero su belleza radica en el conjunto, marcado por la superposición cristiana que la convirtió en Catedral.

El Mihrab omeya y la sillería del coro son dos de sus espacios más representativos. Pero la grandiosidad de la mezquita se acrecienta por su emplazamiento, al estar rodeada de las poco funcionales pero entrañables y románticas calles y callejuelas del barrio de la Judería, estrechas, empinadas y poco funcionales para el día a día, pero muy relajantes para pasear.

En ellas no faltan los blanquísimos inmuebles típicos de la arquitectura popular del Sur, con balaustradas y ventanales de colores y tiestos en cada cornisa; pintorescas tabernas empapeladas con los carteles de las más célebres corridas de toros de "Manolete", o tiendas de platería o artesanía dispuestas a modo de zoco.

Cientos de recovecos en Córdoba

Barrio de la Judería en Córdoba

Con más vida de día que de noche, el barrio posee multitud de recovecos y caminos sin salida, pero que conducen a bodeguillas o a tradicionales restaurantes en los que se disfruta de la gastronomía local, con el célebre salmorejo, el rabo de toro o los flamenquines como platos fuertes.

Si se acudes con niños, uno de los puntos que más atraerán su atención será el Alcázar de los Reyes Cristianos, una fortaleza militar que fue residencia real y que, además de exhibir varios mosaicos romanos hallados principalmente en la plaza de la Corredera, hoy sumida en el deterioro, posee un espacio ajardinado compuesto por amplias albercas escalonadas y una cuidada vegetación.

Córdoba: la mujer morena 

Otro de los recintos que merece la pena visitar es la plaza del Potro, llamada así por la escultura que la preside. Por un lado, abre paso a la posada homónima, uno de los rincones más literarios de la ciudad porque en ella se hospedó en varias ocasiones Miguel de Cervantes y a ella hizo referencia otras tantas veces el insigne escritor en su genial obra.

A tan solo unos pasos se sitúa el Museo-Casa Natal de otro español ilustre: el pintor Julio Romero de Torres. El edificio, que conserva las principales muestras de su obra, es también la imagen de una época, por la abundancia de artículos periodísticos, carteles o curiosidades como décimos de lotería de principios del siglo pasado. Las joyas de esta pinacoteca son las célebres "Naranjas y Limones" o "La chiquita piconera", junto con las paletas que empleaba el cordobés.

Marina Berrio

Te puede interesar:

- Las mejores playas de Andalucía para ir con niños

- Los planes de ocio que más gustan a las familias

Pasar el tiempo libre con los niños

15 actividades familliares para el tiempo libre

Cómo organizar planes familiares