Actualizado 04/04/2022 13:57

Especial 10 viajes de Semana Santa con niños: ¡qué ganas de volver a viajar!

10 Destinos Para Viajar En Semana Santa En Familia
10 destinos para viajar en Semana Santa en familia - ISTOCK

Esta Semana Santa podemos ¡volver a viajar! Con la pandemia controlada, los niños vacunados y unas enormes ganas de salir de casa otra vez, llegan las vacaciones de Semana Santa más esperadas desde hace dos años. 

Para disfrutar a tope en compañía de toda tu familia, te proponemos 10 destinos de Semana Santa que nos conmoverán a todos donde disfrutar del aire, de la naturaleza, del agua, y de la mejor compañía.

10 destinos maravillosos para una Semana Santa en familia

1. Los cerezos del Valle del Jerte. Escapada a ver sus cascadas

Cerezos del Valle del Jerte

Al norte de Cáceres, se encuentra el Valle del Jerte, uno de los espacios naturales más bonitos de la Península Ibérica. Aquí cada primavera florecen más de un millón de cerezos, convirtiendo la zona en todo un espectáculo para la vista. Pero esta floración es tan intensa como breve, de manera que la Semana Santa no siempre coincide con el brote floral.

No obstante, siempre merece la pena venir a verlos cambiar y visitar algunos de sus rincones más bellos como sus cascadas. Entre las delicias que las familias más excursionistas no deben perderse son la Cascada de Caozo en Valdastillas y sus aguas frescas , y las de Calderón y Marta.

2. Los gigantes de piedra en el valle de Benasque, en Huesca

Valle de Benasque, Huesca

Para planes redondos con niños destaca la ubicación del Valle de Benasque, en Huesca. Las familias intrépidas con niños podrán disfrutar de esta comarca con una gran tradición excursionista cuyas cimas albergan ancestrales leyendas que a los niños les encantará conocer. En esta zona, las familias disfrutarán de juegos de bienvenida, excursiones a lagos de montaña de origen glaciar, caminatas con raquetas de nieve, cuentacuentos y un taller de técnicas de supervivencia. Recomendamos el alojamiento en el albergue el Run o bien en el Hotel Sommos Benasque Spa. 

3. La prehistoria de Granada

Granada

Para gozar y divertirse en Semana Santa con aventura prehistórica con niños nada mejor que desplazarse a la cara norte de Sierra Nevada y al corazón del Geoparque de Granada. Guadix, una ciudad llena de rincones secretos donde no solo el hotel sino que también muchos de los habitantes de esta zona viven en cuevas excavadas bajo las montañas y cerros de arcilla.

4. Los dragones del Pirineo aragonés, en Huesca

Pirineo Aragonés, Huesca

¿Quieres vivir en familia el Secreto del Dragón? La aventura continúa en el Pirineo de Huesca con un alojamiento en el precioso pueblo de montaña de Villanúa. La leyenda habla de un dragón de fuego que ayudaba a los habitantes de las montañas que un día fue traicionado cuando unos ladrones robaron sus huevos y los escondieron en los valles del Pirineo. Desde entonces vive alejado del contacto de los humanos y sólo en algunas noches sale de su cueva en búsqueda de los huevos.

5. Los piratas del cabo de Gata, de Almería

Cabo de Gata, en Almería

Almería con niños es ideal por ser una zona de clima único. El origen volcánico de sus suelos y la diversidad y singularidad de su flora y fauna nos hará disfrutar de una Semana Santa diferente. En el cabo de Gata las familias con niños podrán hacer actividades como piragüismo, senderismo, snorkel y divertirse con juegos y espectáculos que tienen como hilo conductor una leyenda local sobre piratas... de la que acabaréis siendo protagonistas. 

6. La otra Cádiz por la ruta de los pueblos blancos

Arcos de la Frontera, pueblos blancos de Cádiz

En el interior de Cádiz, encaramados en su sierra prodigiosa, vais a descubrir el embrujo de los pueblos blancos, un recorrido único que discurre entre espectaculares paisajes abruptos de sabor hispano-musulmán. Forman parte de esta ruta algunos pueblos preciosos como Arcos de la Frontera, Villamartí, Olvera, Torre Alhaquime, Setenil de las Bodegas, Prado del Rey, Villaluenga del Rosarío, Grazalema y Zahara de la Sierra y, por supuesto, Ubrique, pueblo artesano de la piel con un casco antiguo precioso y una ubicación inmejorable entre los parques naturales de Grazalema y Los Alcornocales.

7. Los volcanes de Cataluña

La Garrotxa, Cataluña

¿Sabías que La Garrotxa es un territorio volcánico? Sí, y además muy recomendable para las excursiones por la Fageda d'En Jordà o el Volcán de Santa Margarida sobre los que se asientan los bellos hayedos que forman parte del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa.

La Garrotxa es también famosa por los pueblos medievales de Santa Pau, Besalú o Castellfollit de la Roca o en el bucólico Beget donde os sentiréis como en un auténtico viaje en el tiempo. También vale la pena recorrer el casco viejo salpicado de Olot, su animada llena comercios con solera.

8. La aventura verde en Navarra

Navarra

Para huir del rigor de la ciudad, y disfrutar de un ambiente rural auténtico, vuestro destino es Navarra, que desde años se han especializado en el turismo rural y han desarrollado una oferta con personalidad propia que combina de aventura y naturaleza a la perfección.

Para las familias amantes de la naturaleza, Navarra ofrece un verdor intenso en Semana Santa y una amplia variedad de parques de aventura y de ocio en plena naturaleza con diversión para todas las edades.

9. Saborea y disfruta Valencia

Valencia

¿Te gustaría ver Valencia desde una bicicleta? Sus grandes llanuras invitan a recorrer en bicicleta sus barrios o apuntarse a un tour gratuito guiado por su casco antiguo para despues maravillarse con la vanguardia arquitéctónica que representa su Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Además de visitar su museo de soldaditos de plomo, admirar los ninots indultados de sus Fallas y jugar en su sensacional Parque Gulliver así como recorrer el barrio del Carmen o pasar un día en la playa de la Malvarosa o en la del Cabañal, no podeis dejar de tomar una buena horchata y saborear una paella auténtica. 

10. Los celtas en Galicia

Los celtas habitaron casi todo el territorio gallego por lo que es muy fácil visitar sus castros que, eran sus hogares, y seguir sus huellas por lugares mágicos y milenarios. Para disfrutar del senderismo en tierra de celtas, meigas y brujas, y estar en contacto con la naturaleza nada mejor que acercarte a las Rias Baixas. Los más intrépidos pueden llegar al norte hasta el cabo de Finestrat, más conocido como "finis terrae" o el fin del mundo. 

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- Procesiones de Semana Santa: disfruta como si estuvieras allí

- Semana Santa en casa: actividades para hacer familia

- 10 actividades para que los niños aprendan mientras se divierten

- Libros para viajar en Semana Santa a otros tiempos