Ideas para que tus hijos no se aburran en verano

Ideas para no aburrirse en verano
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Llegan las vacaciones de verano. Un momento para relajarse tras un curso repleto de deberes y exámenes, aunque en ocasiones tanto tiempo libre puede terminar por convertirse en aburrimiento ya que buscar actividades con las que rellenar todos los días de estas vacaciones se convierte en un problema para muchas familias. Por ello, te proponemos varias opciones para que tus hijos no se aburran durante el periodo estival e incluso puedan sacar provecho del mismo.

Campamentos de verano para tus hijos

Buena opción para que tus hijos conozcan nuevos amigos y aprendan cierta autonomía al encontrarse fuera de casa durante algún tiempo. Los hay de muchos tipos: hípica, artísticas, multiaventura e incluso deportivos. Seguro que encuentras alguno que se adapta a los gustos de tu hijo. Lo mejor es no imponer tu criterio sino mostrar al pequeño la cantidad de opciones que existen y elegir entre ambos cuál es el mejor destino.

A día de hoy los campamentos no solo son una opción puramente de ocio, la mayoría de ellos son centros bilingües en los que desarrollar el idioma. Y es que los campamentos son una buena decisión para fomentar la autonomía del niño e incluso enseñarle normas de convivencia ya que durante unos días se encontrará fuera de su hogar y tendrá que vivir junto a otras personas.

Campamentos de verano

Si el hecho de estar alejado de casa supone un problema para el menor, puede optarse por llevarlo a uno de los muchos campamentos de día en donde el niño realizará todo tipo de actividades a lo largo de una jornada pero la noche la pasará en su casa. Una buena elección si es la primera vez que el niño va a uno de estos centros.

Intercambios y becas en el extranjero

El verano también puede ser un buen momento para dedicarse al aprendizaje de idiomas. Dicen que la mejor forma de aprender una nueva lengua es vivir en un entorno donde únicamente se hable esta ya que de este modo no solo se interioriza la teoría sino que obligatoriamente se tiene que poner en práctica estas nociones para no quedarse aislado en el contexto donde se viva.

Los intercambios y becas también ofrecen la posibilidad de no solo aprender un idioma sino que también permiten a nuestros hijos viajar y conocer otras culturas con las que disfrutar. Una buena elección que combina educación y turismo puesto que aprovechando su estancia en el extranjero podrán conocer lugares típicos del destino elegido mientras ponen a prueba su nivel de idioma y lo mejoran

Esta opción se recomienda más para niños mayores de 10 años o adolescentes ya que puede ser un poco violento abandonar el hogar y vivir en un país extranjero durante tanto tiempo.

Escuelas de verano para los niños

Al igual que los campamentos de día las escuelas de verano ofrecen la oportunidad de empezar a fomentar la autonomía del niño pero de forma que no suponga pasar la noche fuera de casa. También ayudan a que no pierdan la rutina que supone ir día a día entre semana al centro escolar ya que también tendrán que cumplir unos horarios por lo que tras el verano no tendrán muchos problemas para establecerse de nuevo en la rutina colegial.

Excursiones, conocer nuevos amigos y muchas actividades es lo que ofrecen las escuelas de verano en donde pueden aprender desde manualidades hasta lecciones de cocina sencillas. Además al igual que los campamentos muchas escuelas de verano son a día de hoy bilingües con lo que además de diversión estos centros también ofrece la posibilidad de mejorar el nivel de idioma de los más pequeños de la casa mientras se divierten.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Remedios contra el aburrimiento de los niños

- Campamentos de verano: una oferta sin límites

- Cómo educar en valores a través de los campamentos de verano

- Aprende francés jugando en un campamento 100% francés

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.