Viajes al extranjero en familia, lo que nunca debe olvidarse

La planificación asegura un viaje excelente.
ISTOCK

¿A quién no le gusta un viaje familiar? Llegado el verano y con las vacaciones presentes, esta actividad se presenta como una de las más divertidas para compartir con el resto de miembros del hogar. El catálogo es muy amplio y desde una escapada a una casa rural, hasta una visita a la playa, e incluso unos días en el extranjero son opciones para ocupar este tiempo libre.

Cada elección requiere de distintos preparativos para que todo salga correcto. Si tú y tu familia pensáis en viajar en el extranjero hay determinados elementos que debes tener en cuenta y que nunca debes olvidar. Tips que recuerdan desde el Ministerio de Asuntos Exteriores y que permitirán que todos los miembros del hogar disfruten al máximo de esta experiencia tan enriquecedora.

Información sobre el destino

El primer paso que debe dar toda familia es recabar información sobre el país de destino. ¿Dónde se encuentra, cuáles son los medios para llegar hasta allí, cuál es el más recomendable? En el caso de naciones fronterizas se puede elegir transportes como el propio vehículo, lo cual permitirá que la familia pueda ir parando en otras localizaciones y ampliar todavía más esta experiencia.

También puede elegirse un vuelo directo en el caso de que la familia desee llegar al destino tan pronto como le sea posible. Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores también recomiendan recabar información sobre el destino como por ejemplo la cobertura sanitaria que ofrece el país, teléfonos de emergencia para hacer frente a las mismas o la moneda necesaria por si fuera necesario realizar un cambio de divisas.

Hay que tener en cuenta que en el Espacio Económico Europeo y Suiza los españoles, a través de su Tarjeta Sanitaria Europea, tienen acceso a la Sanidad Pública en las mismas condiciones que los nacionales de esos países. Por lo tanto, si el sistema público es de copago o reembolso, serás atendido de esta manera. Dichos territorios son: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Suecia y Suiza.

En cuanto a la logística del desplazamiento, el Ministerio de Asuntos Exteriores recuerda que el documento básico de viaje es el pasaporte, por lo que conviene, unas semanas antes, revisar su vigencia para renovarlo o no. Aunque algunos países permiten cruzar la frontera empleando el Documento Nacional de Identidad, no obstante se aconseja tener a mano ambos.

Información a conocidos

Otra de las recomendaciones realizadas por este ministerio es la de aportar información a conocidos y familiares. Fechas de llegada, destinos y cualquier cambio de última hora deben ser trasladados a personas de confianza para que en caso de emergencias pueda haber respuesta rápida y la localización sea más llevadera.

También se recomienda que días antes del viaje los padres se informen sobre las costumbres de dicho país y qué se van a encontrar al bajar del avión, o tras aparcar el coche. De esta forma podrán guiar a los hijos sobre el comportamiento que se espera de ellos en el destino. Esta búsqueda de datos también contribuirá a que los más pequeños de la casa vayan imaginándose esta visita y la vivan con ilusión.

Si alguno de los familiares tiene alguna enfermedad, hay que portar la medicación necesaria para el viaje. Todos los fármacos, en especial los que requieren receta, deberán transportarse en el equipaje de mano dentro de sus envases originales con las etiquetas visibles, y como precaución también puede llevarse por duplicado en el equipaje facturado.

Se recomienda apuntar el nombre y datos de contacto de tu médico, la información sobre tu situación médica y tratamiento, los detalles sobre la medicación (incluidos los nombres genéricos de los medicamentos), así como las dosis prescritas. Si se viaja con otro material sanitario como por ejemplo jeringuillas, es necesario llevar un informe del médico certificando la necesidad de emplear dicho material, ya que puede ser solicitado por los oficiales de aduanas o el personal de seguridad.

Damián Montero

Te puede interesar:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.