Angiomas y manchas en la piel del bebé

Angiomas en la piel del bebé
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto
correo

Y ¿esta mancha roja en la piel del bebé? ¿Se le quitará? ¿Será algo malo? Son muchas las cuestiones  que te planteas si a tu bebé la aparece una mancha rojiza, marrón... Vigíla siempre con mucha atención las manchas rojas en la piel de tu bebé y consulta con el especialista para que realice un diagnóstico y seguimiento adecuado.

Es muy importante que sepas que este tipo de manchas en el bebé son congénitos y por tanto, no se pueden adoptar medidas preventivas. Entonces, es fundamental que en cuanto aparezcan, acudas al médico. Estas manchas no aparecen por reacciones alérgicas sino que son congénitas.

Angiomas en la piel del bebé

Si tu bebé tiene dos semanas de vida y le ha aparecido una mancha de color rosa salmón, no te preocupes, ya que este tipo de manchas son las más frecuentes y se conocen como angiomas salmón, que suelen aparecer en los párpados, en la región media de la frente, en la zona lateral de la nariz y en la nuca, la que se conoce como picotazo de la cigüeña, presentando una incidencia alta en los recién nacidos. Aproximadamente, en el 99% de los casos  desaparecen antes del primer año. Tan solo es necesario que utilices cremas solares y te recomendamos que tengas tranquilidad hasta que desaparezcan totalmente.

Diferentes tipos de manchas en la piel del bebé

1. Angioma fresa. Vas a bañar a tu hijo y te das cuenta que le ha aparecido una mancha como una fresa en la piel. Es otro tipo de mancha que se conoce como angioma fresa. Estas son lesiones vasculares, que pueden aparecer como pequeñas manchitas enrojecidas que van aumentando hasta constituir una lesión elevada de color rojo vivo o porpúrico con aspecto de fresa.

Suelen desaparecer espontáneamente entre el segundo y cuarto año de vida. Es muy importante que su evolución la controle el dermatólogo porque puede generar algunas complicaciones tales como crecimiento exagerado, sangrado, ulceración o compromiso de algún órgano vital como por ejemplo ojos, boca etc.

2. Angiomas planos. También puede darse el caso de que tenga una mancha parecida al vino de oporto conocidos como los angiomas planos. Pese a que afecta al 0,3% de los recién nacidos es muy importante hacerles un estudio neurológico porque pueden tener alteraciones neurológicas asociadas. Este tipo de manchas no desaparecen, pero pueden recibir tratamiento con láser cuando el niño se vaya acercando a la adolescencia.

3. Manchas con color café con leche. Se trata de  lesiones pigmentarias de color marrón clarito (café con leche) de tamaño variable, que suele oscilar de unos pocos milímetros a varios centímetros. No presentan ninguna importancia salvo el trastorno estético que puede originar. No obstante, en el caso de que se adviertan que haya 6 o más de este tipo de manchas, siempre debes consultar con el dermatólogo porque podría tratarse de un síndrome que tiene afectación neurológica.

4. Manchas mongólicas. Son lesiones pigmentarias de color marrón oscuro-azulado que generalmente aparecen en la región lumbar de los recién nacidos aunque también pueden presentarse en cualquier otra parte del cuerpo. Tiene una mayor incidencia en recién nacidos de razas oscuras (de ahí su nombre puesto que la incidencia más alta era en la raza de los mongoles, no teniendo nada que ver con el síndrome de Down). No te preocupes, ya que generalmente entre los 2 y 4 años de vida se van de forma espontánea.

5. Nevus congénito. Puede aparecer, en el periodo perinatal que son los primeros 30 días. Estas lesiones son de color marrón aunque pueden variar de marrón clarito al oscuro. Presentan diferentes tamaños de superficie lisa o rugosa que deben ser controlados por el especialista, ya que en algunos casos tiene potencial de ser maligno. Por lo tanto, se debe llevar a cabo un seguimiento riguroso y en la mayoría de los casos deben ser estirpados quirúrgicamente antes de la adolescencia.

Consejos sobre los angiomas y otras manchas en la piel del bebé

-   Es muy importante que consultes siempre con el pediatra y el dermatólogo para hacer un adecuado diagnóstico y seguimiento.

-   Es fundamental que utilices fotoprotección en todas las lesiones, independientemente de cual sea su forma o tamaño y llevarlo a cabo con especial atención en verano ya que es la época donde debes utilizar siempre protección total para proteger su piel de las agresiones solares. Recuerda que antes del año, no es recomendable que los niños tomen el sol.

-   Observa minuciosamente los cambios que pueden presentarse en la forma, tamaño y color de la mancha de tu hijo y en el caso de producirse alguna alteración, adelanta inmediatamente la cita de control dermatológica.

Dra Cristina Villegas. Dermatología pediátrica. Centro Millenium de Sanitas

Te puede interesar:

- Petequias, manchas rojas en la piel

- Manchas en la cara, ¿cómo disimularlas?

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.