Moja la cama, la enuresis nocturna

Moja la cama, la enuresis nocturna
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Hacerse pis en la cama por la noche está considerado como algo normal hasta los 5 años. La micción nocturna involuntaria se considera un problema cuando afecta a los niños mayores de 5 años. Normalmente, se debe a una falta de maduración de la vejiga y es un problema que tiene fácil solución cuando se consulta con el pediatra de atención primaria, un nefrólogo o un urólogo pediátricos.

Cuando un niño moja la cama, la enuresis nocturna puede ser un signo de algo más importante como diabetes o infecciones del tracto urinario, que pueden detectarse con una sencilla muestra de orina, o apnea del sueño, que debe observarse si el niño ronca.

Aunque por experiencia, muchos padres saben que la enuresis nocturna remite sólo con la maduración de la vejiga, la recomendación actual es consultar con el pediatra ya que tiene solución y ahorrará a la familia muchas noches sin dormir y el malestar e irritabilidad que genera en las familias la falta de descanso nocturno.

10 consejos para controlar la enuresis nocturna de los niños

No obstante, cuando los niños se hacen pis en la cama, los especialistas en nefrología pediátrica Halima Janjua y el urólogo pediatra Audrey Rhee del equipo de la Clínica Cleveland de Estados Unidos sugieren los siguientes consejos:

1. Beber más durante el día: así el niño podría reducir la ingesta de líquidos durante la tarde y sobre todo antes de acostarse.

2. Ir al cuarto de baño: acostumbrar al niño a hacer pis cada dos o tres horas, y justo antes de ir a la cama.

3. Animar al niño: es importante que el niño no se sienta culpable y animarle por sus logros.

4. Eliminar los irritantes de la vejiga: por la noche, comenzar eliminando la cafeína procedente por ejemplo de los batidos de chocolate y el cacao y si esto no funciona eliminar los zumos cítricos, los condimentos artificiales, los dulces y los colorantes (sobre todo los rojos). Muchos padres no son conscientes de que todos ellos pueden irritar la vejiga de un niño.

5. Evitar la sed excesiva: si en el colegio lo permiten, es conveniente proporcionar al niño una botella de agua para que pueda beber de forma constante durante el día. Esto evita la sed excesiva después del colegio.

6. Estreñimiento: dado que el recto está justo detrás de la vejiga, las dificultades derivadas del estreñimiento pueden suponer en sí mismas un problema para la vejiga, en especial por la noche. Esto afecta a una tercera parte de los niños que mojan la cama, aunque es improbable que los niños sepan identificar o compartir información sobre el estreñimiento.

7. No despertar al niño para orinar: evita despertar al niño para preguntarle si quiere hacer pis porque puede originar una falta sueño y frustración.

8. No recurrir al castigo: aprender a controlar esfínteres no tiene por qué suponer un conflicto.

9. Alarmas. Detectan la humedad en la ropa interior del niño o en el colchón. Sirven para que los padres levanten al niño, le lleven al baño, limpien la cama...

10. Medicamentos: no suelen recomendarse ya que poseen efectos secundarios y suponen una solución temporal en vez de global.

Te puede interesar:

- Moja la cama, soluciones para la enuresis infantil

Cómo quitar el pañal al bebé

¿Qué cantidad de agua deben beber los niños?

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.